Para Jorge Leonardo Romo Ríos y Lorena Flores Gaeta, el día de su boda resultó el momento más hermoso de sus vidas, el cual atesorarán en sus corazones por siempre.
La emotiva ceremonia eucarística fue enmarcada por el majestuoso templo del Señor del Encino, recinto que los albergó en compañía de Juan Carlos Romo y María del Carmen Ríos, padres del novio y por parte de la novia, sus papás Alberto Flores Bolaños y Tersa Gaeta Flores.
Ambos jóvenes con gran convencimiento, intercambiaron argollas mientras pronunciaban sus votos matrimoniales, instante que fue atestiguado por sus padrinos de velación y por todos sus invitados.
Como símbolo de unión indisoluble sus manos entrelazadas fueron bendecidas en el nombre de la santísima trinidad, quedando consagrados uno al otro, hasta el fin de sus días, acto sublime que fue celebrado por los presentes con numerosos aplausos de gozo.
Luego de la santa misa, se celebró en honor a los recién casados, una emotiva recepción que compartieron con sus seres queridos, y que ellos a su vez tuvieron a bien colmar de numerosas bendiciones a los nuevos esposos.