CDMX.- Gloria Trevi es una reina para sus fans, pero también una heroína.
Y es que en la firma de autógrafos que ofreció el jueves en un centro comercial del sur de la Ciudad, le pidió a su equipo de seguridad que se relajara y permitiera que la gente interactuara más con ella.
Esa decisión propició que sus seguidores, más de mil, según la cifra oficial, le brindaran una ovación.
Para que el evento fuera ágil, se planeó que los fans saludaran brevemente a la artista, se tomaran una foto con ella, con ayuda de un fotógrafo oficial, y luego, al bajar del estrado, se les entregaba un disco previamente autografiado.
Pero, para algunos, esto no era suficiente y metieron de “contrabando” plumones y fotografías para tener otra rúbrica.
Los celulares y las selfies tampoco estaban permitidos, pero varios se las ingeniaron para esconder sus dispositivos, ya fuera en los sostenes o en los resortes de la ropa interior.
Los elementos de seguridad intentaron apresurar la firma jalando a los seguidores de la regiomontana o impidiéndoles sacar sus teléfonos.
La cantante llamó a los custodios para que no fueran estrictos.
Gritos de “¡te amo!”, “¡estás hermosa!” y “¡Gloria, hazme tuyo!” fueron constantes para la intérprete de “No Quería Lastimarme”.
“Mi raza, qué contenta estoy, muchísimas gracias. Yo los amo más, de verdad. Vamos a empezar de una vez para podernos dar un abrazo rompehuesos, grandototote, y que no me falte ninguno de ustedes”, saludó Gloria. (Enrique Navarro y Fidel Orantes/Agencia Reforma)