Que la actual legislatura haya sostenido con alfileres la figura de las candidaturas independientes, creando con ello serias contradicciones jurídicas, hoy mantiene en incertidumbre la conformación de los cabildos de Aguascalientes, Jesús María, y San José de Gracia, criticó el delegado del Instituto Nacional Electoral, Ignacio Ruelas Olvera.

Recordó que, en su momento, el presidente de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, Constancio Carrasco Daza, advirtió que se pondría orden en los estados que no hubiesen adecuado correctamente la reforma político electoral a sus entidades federativas, sin embargo, fue la Sala Regional Monterrey la que ahora declaró anticonstitucional el Código Electoral del Estado aprobado por los actuales diputados.

Manifestó que en este escenario, se dio espacio para que los candidatos independientes desfavorecidos en las elecciones de mayoría relativa puedan ser beneficiados ante las inconsistencias jurídicas del marco electoral.

A raíz de esta deficiencia legislativa, en que los partidos deben proponer una lista de integración de representación proporcional, y que ahora se ven vulnerados, pues resulta que los independientes pueden no hacerlo, y sin embargo llamarse agraviados cuando los resultados electorales no les favorecen, cuestionó.

“Las candidaturas independientes tienen una normativa no concluida, inacabada, porque el legislador no se preocupó por llevar el ritmo de un código, pareciera ser que insertó la idea de candidatura independiente pero no la planeó, legislativamente hablando”.

A la espera de que el Tribunal Electoral de la Federación resuelva en definitiva si los partidos se oponen a la distribución de regidurías plurinominales para los independientes, confió en que los jueces darán certeza a la democracia, y señaló que se deja una asignatura pendiente en el Congreso local, donde el legislador no puede esperar a que una instancia superior obligue a la actualización del marco normativo.