Resultó ser originario de la ciudad de Aguascalientes, el hombre que fue ejecutado y enterrado clandestinamente en un terreno baldío del fraccionamiento Villas de San Nicolás, en la ciudad de León, Guanajuato.
A 15 días del hallazgo del cadáver, finalmente fue identificado por uno de sus familiares.
La víctima fue identificada como Juan Manuel, de 25 años, con domicilio en la ciudad de Aguascalientes.
Uno de sus hermanos que identificó el cadáver, dijo desconocer los motivos por los cuales se encontraba en la ciudad de León, Guanajuato.
Asimismo, se estableció que Juan Manuel contaba con antecedentes penales en Aguascalientes, por delitos contra la salud.
El hermano comentó que desde hace 6 meses desconocían sus familiares el paradero de Juan Manuel.
Fue a principios del mes de marzo, cuando la PGJE de Guanajuato encontró el cadáver de un hombre desconocido, semienterrado en un terreno baldío ubicado en la avenida Mártires Santos y esquina con avenida Tepeaca, en el fraccionamiento Villas de San Nicolás 3° Sección, en la ciudad de León, Guanajuato.
El hallazgo lo hicieron dos jovencitos, luego de que al pasar por dicho terreno baldío, detectaron que estaba semienterrado un hombre, ya que sólo se le podía apreciar una pierna.
Cuando personal forense de la PGJE de Guanajuato desenterró el cadáver, se descubrió que ya presentaba un estado de putrefacción avanzado, por lo que se presumía que tenía de 10 a 15 días de haber fallecido.
De igual forma, se confirmó que Juan Manuel fue ejecutado y presentaba una herida producida por proyectil disparado por arma de fuego penetrante de cráneo.
Se logró identificar a la víctima a raíz de unos tatuajes que se le encontraron, entre ellos uno con la leyenda “Zavala” con letras en color negro y un águila con las alas abiertas, que tenía en la cara posterior del tórax; así como el de una calavera, en el hemitórax del lado derecho.