Hacia el altar principal del Templo de San Antonio de Padua, acudieron Juan Carlos Escobedo Salce y Nidia Salcedo Salazar, con el firme propósito de unirse en matrimonio.
Sus ideales de una vida juntos se vieron cristalizados al recibir el séptimo de los sacramentos, ante la presencia de Juan Ramón Escobedo Rangel y Luz María Salce Acevedo, al igual que Uriel Salcedo Torres y María del Rosario Salazar Rodríguez, padres de los novios, respectivamente.
Con sus padrinos de velación como testigos, Cecilia Salazar Rodríguez y Fernando Terán Marmolejo, Juan Carlos y Nidia pronunciaron sus votos de amor eterno, los cuales fueron bendecidos por el siervo de la Iglesia que presidió su ceremonia religiosa.
Para festejar el acontecimiento, familiares y amigos se reunieron en el salón Santa Mónica, con la finalidad de brindar en honor a los recién casados, a quienes desearon también un feliz viaje como luna de miel, con destino a las románticas playas de Puerto Vallarta.