Con el objeto de garantizar una entrega-recepción transparente, completa y profesional, el gobernador Carlos Lozano de la Torre, instruyó a los integrantes del gabinete estatal a mantener actualizados y revisados todos lineamientos para este procedimiento en todas las áreas de la administración estatal.

Aseguró que se entregará una administración fuerte y consolidada que supo en su momento establecer una alianza con la ciudadanía para rescatar a la entidad de la postración y el oprobio a la que la sometieron las dos anteriores administraciones.

“Es mi propósito entregar esta administración como a mí me hubiera gustado recibirla: sin opacidades, sin claroscuros, con total apego a la legalidad, con toda la información requerida para continuar con todas las labores de gobierno, con todos los elementos para garantizar que se continúe el trabajo que demanda la ciudadanía, y que asegure que no se pierda el ritmo de crecimiento del estado”, añadió.

Destacó que su administración ha trabajado en esta fase de manera puntual, por lo que se tienen definidos todos y cada uno de los elementos que se deben tratar y detallar a quienes integren las correspondientes comisiones de entrega recepción.

El mandatario estatal resaltó que la entidad, luego de mucho trabajo, logró desterrar por completo los tiempos de pérdida de inversiones y empleos, el cierre de empresas, la discrecionalidad en el manejo de los recursos públicos, la ausencia de una verdadera política de apoyo a los emprendedores y escenarios complicados de inseguridad, para dar paso a una entidad fortalecida, renovada y con los índices de desarrollo económico más altos del País, por lo que es de vital importancia entregar un gobierno eficaz, transparente y articulado para asegurarle a la ciudadanía el cumplimiento de sus demandas de un futuro prometedor.

En este sentido, Alejandro Díaz Lozano, encargado de la Secretaría de Finanzas, destacó que la aplicación del programa para fortalecer aún más la administración pública estatal, ha sido exitosa, pues ha permitido mejorar sustancialmente la planeación y ejecución en el ejercicio de los recursos, por lo que la transparencia en su aplicación ha sido ordenada y eficiente, de tal manera que hay total garantía de que se entregará una entidad con una excepcional capacidad de respuesta, con altísimos niveles de crecimiento y con operatividad financiera sin precedentes.