Marcos Vizcarra
Agencia Reforma

CULIACÁN, Sinaloa 16-Mar .- Ocho personas fueron detenidas, golpeadas, inmovilizadas con cinta por policías municipales y entregados a un grupo armado en la colonia CNOP, al sur de la ciudad de Culiacán, de acuerdo con testigos que contrastaron la versión oficial.
“A los policías nadie los amenazó, ellos se los dieron a los empistolados, porque aquí pasó otra patrulla, los vio y se fue de largo, como si no pasará nada”, dijo una mujer que pidió anonimato.
La versión de Víctor Hugo Sánchez Mendieta, Secretario de Seguridad Pública de Culiacán, supone que los policías acudieron a la colonia por un reporte de robo, detuvieron a las ocho personas y un grupo armado los obligó a entregar a los detenidos, sin embargo, por ello cuatro policías fueron detenidos y puestos a disposición de un juez.
La intervención de los policías municipales se hizo alrededor de las 18:15 horas del miércoles, según los vecinos, cuando el tránsito de vehículos era fuerte y había decenas de personas observando, dado que ese lugar es una zona comercial, donde se instalan al menos 30 puestos de venta de comida a partir de las 16:00 horas.
La detención se grabó con celulares, luego fueron publicadas en redes sociales, hasta que decidieron bajarlas por temor a posibles represalias.
De acuerdo con su relato, los policías estuvieron ahí al menos 30 minutos, mientras que uno de los elementos se comunicaba en claves por teléfono, hasta que el grupo armado llegó en tres camionetas.
“Ahí estaba un policía hablando por teléfono, duró como media hora hasta que llegaron los armados”, dijo un vecino del lugar.
Antes de que llegaran las personas armadas, dijeron los vecinos, los policías encintaron a las ocho personas detenidas y los golpearon.
“Aquí yo vi cómo los policías le estaban pegando a los morros, a unos les pegaban y a otros los encintaban, porque así los subieron a las camionetas y al que no quería le volvían a pegar”, dijo una locataria.
La Fiscalía General del Estado abrió una carpeta de investigación por oficio, debido a que hasta ayer por la noche no se tenía una denuncia formal por la desaparición de las ocho personas.