En estado agónico ingresó al Hospital Hidalgo el conductor de un automóvil deportivo, que fue impactado brutalmente por una pesada unidad automotriz, en la carretera federal 45 Sur a la altura del Centro Comercial “Plaza Boreal”.
La víctima fue identificada como Carlos “N” “N”, de 30 años, con domicilio en el fraccionamiento Vista Alegre.
Debido a que la unidad automotriz que embistió el coche que tripulaba la víctima se dio a la fuga, se desconocen sus características.
En la escena del accidente tampoco se encontraron fragmentos automotrices de la otra unidad participante, por lo que se desconocía si se trató de un tráiler o algún camión.
Fue aproximadamente a las 23:16 horas del martes, cuando se reportó a los servicios de emergencia que en la carretera federal 45 Sur, a la altura del kilómetro 112+200, se había registrado un accidente automovilístico.
De inmediato se trasladaron al lugar del percance varias patrullas de la Policía Federal, Policía Preventiva y Policía Estatal, además de la unidad 015 de Rescate Urbano de la Cruz Roja y la unidad de Rescate Urbano de Bomberos Municipales.
Fue en los carriles de circulación de norte a sur de la carretera federal 45 Sur, a la altura del Centro Comercial “Plaza Boreal”, donde se encontró un automóvil Pontiac G4, color blanco, con placas de circulación MNS-6864 del Estado de México.
El coche se encontraba completamente destrozado de su lado izquierdo y en el interior estaba atrapado el conductor Carlos “N” “N”.
De manera milagrosa esta persona seguía vivo, por lo que de inmediato se realizaron labores para rescatarlo.
Luego de varios minutos fue sacado del interior del destrozado coche Pontiac y a bordo de la ambulancia UE-11 de Bomberos Municipales fue trasladado a recibir atención médica al Hospital Hidalgo, donde se reportó su estado de salud como crítico.
Se presume que Carlos “N” “N” pretendió salir del estacionamiento de “Plaza Boreal” a bordo del coche Pontiac G4.
Sin embargo, al tratar de incorporarse a la carretera federal 45 Sur, lo hizo sin tomar las debidas precauciones, por lo que fue brutalmente impactado por un tráiler o un camión que se desplazaba en sentido de norte-sur.
Tras la impresionante colisión, el automóvil Pontiac fue arrastrado varios metros y la unidad que lo impactó se dio a la fuga sin que el conductor hiciera el mínimo intento por detener la marcha.