“Entre ganadores y perdedores”

Por: Jesús Alejandro Aizpuru Zacarías

En un mundo nihilista“La victoria tiene cien padres y la derrota es huérfana”

— Napoleón Bonaparte

Los comicios del pasado domingo, sin duda nos dejan varias lecturas, no solo a nivel local, principalmente a nivel nacional.

El triunfo del PAN y el debacle del PRI sorprendió a propios y extraños, tal vez mucho más a los albicelestes. Resulta pertinente establecer algunos puntos a considerar y que nos arrojan a los ganadores – perdedores del pasado proceso electoral.

1.- El PRI se encuentra sumamente desgastado, existe un rechazo a “la marca” PRI generalizado. Un voto de castigo a los gobiernos priistas, inclusive a los mejor evaluados, tal es el caso de Aguascalientes. El “efecto Peña” fue determinante en la derrota; los escándalos de corrupción, el bajo crecimiento económico y la inseguridad que se vive en varias entidades del país fueron decisivos para el electorado, que fue y castigó por igual a los aspirantes priistas.

2.- Las alianzas PAN-PRD fueron productivas de nueva cuenta, se alzan con tres victorias, las cuales no hubieran sido posibles en solitario.

3.- El efecto MORENA, quien a pesar de ser un partido sumamente joven (2 años) logró tener avances importantes, principalmente en la CDMX, Zacatecas y Veracruz; sin acaparar los reflectores obtuvo crecimiento considerable, lo cual, lo beneficia, porque no será atacado por el PRI – PAN – PRD a dos años de las presidenciales de 2018, esto seguramente lo capitalizará su dueño AMLO.

4.- Las campañas negras fueron el actor principal en el proceso electoral.”

Históricamente será recordado como el proceso más sucio, y en donde los vacíos de la ley y la falta de ética de candidatos y partidos hicieron el binomio perfecto para saturar de injurias, difamaciones y calumnias.

5.- Los acuerdos y pactos, el fuego amigo y la tracción fueron otro factor decisivo para la derrota priista. Las decisiones tomadas a nivel central, principalmente orquestadas desde Bucareli 22 días previos a la elección, fueron determinantes en los resultados; iniciativas que tocaban temas tan controvertidos como el matrimonio entre personas del mismo sexo, y el incremento a la gasolina, fueron un cálculo maquiavélico dirigido a Manlio Fabio Beltrones.

Por último, debemos decir que el PAN fue el mayor ganador, pero no el único; Osorio Chong a pesar de lo que se pudiera pensar, también salió avante. El principal perdedor no necesariamente es el PRI, sino Manlio Fabio Beltrones, quien después de este proceso, pierde de facto la candidatura presidencial.

En la disputa por la gubernatura de Aguascalientes podemos decir que: el desgaste del PRI a nivel nacional, la intromisión del clero y los estereotipos y prejuicios de género fueron la balanza para que Acción Nacional sea el virtual ganador.

Como es costumbre, agradezco el favor de su lectura, y los espero una vez más, la próxima semana.