Por FRANCISCO VARGAS M.

Tarde triunfal fue la que tuvieron los matadores Enrique Ponce y Andrés Roca Rey, ayer en la Plaza de Albacete, al cortar dos orejas respectivamente; y con ello ganarse ambos la salida a hombros al finalizar el festejo.
Con más de tres cuartos de entrada en la tradicional Corrida de Asprona; se jugaron toros de la ganadería de Las Ramblas, correctos de presentación, mismos que no presentaron complicaciones y comportamiento desigual.
Enrique Ponce en su primero realizó un trasteo entendido para escuchar ovación tras aviso. En su segundo se superó al cuajar una faena llena de estética, clase, temple y profundidad; misma que coronó de certera estocada para ser premiado con las dos orejas.
Cayetano estuvo por demás voluntarioso y con actitud toda la tarde para recibir ovación; y llevarse un merecido apéndice en el otro toro de su lote.
Roca Rey quien debutó en dicho coso albaceteño, con el tercero de la tarde se abrió con capa lanceando a la verónica jugando los brazos. Quitó de manera ajustada por saltilleras y tafalleras; mientras que con muleta hizo una faena vibrante, llena de poder y mando, sin tener mucha colaboración del astado. Acortó las distancias para sacar más pases importantes por ambos lados; dejando en la suerte suprema una estocada hasta las cintas, teniendo petición de las dos orejas, mismas que le fueron otorgadas. En lo que toca a su segundo, un toro áspero y violento, inició con pases estatuarios en el tercio, continuando con una labor de entrega y disposición, siendo valorado con calurosa ovación. (pacovargas_@hotmail.com)