De acuerdo con la resolución del máximo órgano judicial en materia electoral en el país, y con base en un juicio establecido por el actual aspirante a la gubernatura por la vía independiente, Gabriel Arellano Espinosa, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación resolvió a favor del ex acalde al declarar inconstitucional algunos artículos de la Ley Electoral del Estado de Aguascalientes, como los que se refieren al porcentaje de firmas para poder registrar una candidatura, que actualmente establece como requisito presentar el 5% de firmas de los ciudadanos inscritos en el padrón electoral en apoyo a la candidatura.
Con el voto unánime de los integrantes del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, se declararon inconstitucionales algunos preceptos de la ley electoral “por pretender limitar los derechos de los ciudadanos a acceder a los cargos de representación popular por la vía de candidatos independientes”.
Durante la sesión de ayer, los magistrados de la Sala Superior, criticaron a los diputados del Congreso del estado de Aguascalientes, por haber aprobado disposiciones que evidentemente carecen de constitucionalidad como el porcentaje de ciudadanos del listado nominal que exigen además que los ciudadanos que apoyan al aspirante ciudadano, divulguen sus domicilios, al pedir en los listados de firma esa información.
Los magistrados señalaron que los legisladores locales, lejos de hacer ejercicios de progresividad para fortalecer la figura de los candidatos independientes, se “empecinan en establecer limitaciones”.
El magistrado Salvador Olimpo Nava Gomar se mostró asombrado porque los legisladores del estado de Aguascalientes, carecen de los conocimientos de los convenios suscritos por México ante instancias internacionales.
Incluso, en su cuenta de Twitter, el magistrado censuró a los legisladores de Aguascalientes: “Exigir 5% de firmas del padrón para obtener registro como candidato independiente resulta desproporcionado, irracional y antidemocrático”. En otro más dijo: “Políticos hablan correctamente sobre ejercicio de derechos políticos pero a la primera oportunidad restringen candidaturas independientes”.
De esta forma, fueron declarados inconstitucionales los artículos 376 fracciones primera, sexta y séptima; el 384 fracción primera y el 387, fracción cuarta del Código Electoral del Estado de Aguascalientes, con lo que pone a salvo los derechos políticos de Gabriel Arellano Espinosa.
El magistrado Nava Gomar señaló textualmente: “Con su venia, presidente. Intentaré ser breve, porque han sido muy completos mis colegas y comparto el proyecto de su señoría del magistrado Galván, también la cuenta ha sido muy clara.
“A mí me pregunto: ¿Qué pensarán aquellos que hicieron estas normas? Me preocupa la calidad democrática de la producción normativa en el Estado de Aguascalientes y también en otros Estados que hay que decirlo también, aunque no por mal de muchos, ¿verdad? podemos estar tranquilos, hay que decir que también en otros Estados hay un embate, que no quieren, o eso parece, que existan candidatos independientes.
“No hay un político en este país y supongo que en muchos, que no hablen de la progresividad de los derechos humanos, de potenciar los derechos humanos, del discurso interamericano, de las cortes interamericanas, de hacer una realidad la democracia y el primer embate, pienso yo: no sabrán los señores diputados de Aguascalientes que esto es atentatorio contra tratados internacionales signados por México, que limitan derechos político-electorales el pedir estos requisitos que a mí me parecen, lo digo en términos jurídicos, a toda luz irracionales, desproporcionados, alejados de toda idoneidad”.