Enfrentan adolescentes la experiencia de la maternidad

Su vida cambia por completo al tener a un bebé en los brazos

Ser madre es una bendición. Wendy Fabiola, de 19 años, espera recibir esta bendición justo en este Día de las Madres, y sabe que a su corta edad hay adolescentes que ya experimentan esta maravilla de la vida; mientras que Joseline, de tan sólo 15 años de edad, lleva en brazos el fruto de su amor.
Joseline aseguró que esta nueva etapa de su vida le hace ver las cosas de diferente manera, ahora su prioridad es el nuevo ser que ha traído al mundo, al cual dedicará todo su tiempo y empeño, siguiendo los consejos que para su cuidado le han dado su mamá y su suegra.
“Te hace ver mejor las cosas, desde un diferente punto de vista; me dio mucha felicidad saber que iba a tener un bebé, va a ser mi primer Día de las Madres y eso me causa mucha alegría. Es mi primer hijo, mi niño y se va a llamar Abel de Jesús”, compartió para El Heraldo.
Para el nacimiento de su primogénito, Joseline se preparó con base en la experiencia de su mamá, el alumbramiento fue por parto natural a las 18:12 horas del pasado domingo, y al medio día de ayer era dada de alta para seguir disfrutando de su pequeño en casa.
Debido a su embarazo, la adolescente dejó la secundaria, pero piensa seguir con sus estudios en el sistema abierto y, de ser posible, continuar con el bachillerato, para contar con más herramientas que le permitan darle a su bebé un mejor futuro.
Acompañada del papá de su niño y sus familiares, dejó el Hospital de la Mujer, donde dio a luz.
“Ahora comprendo a mi mamá; a las que están embarazadas les digo que le echen ganas, como le hice yo; es una experiencia única, estuve en la sala de parto yo sola porque no dejaron entrar a mi familia, pero no me dio miedo. Ahora voy a dedicarme a cuidar a mi bebé, seguir los cuidados básicos que me dijeron, y darle pecho”, señaló.
Por su parte, Wendy Fabiola llegó al nosocomio con dolores de parto y contracciones; antes de entrar nos compartió que el Día de la Madre es muy especial para ella, y lo será aún más si su hija, a la que llamará Ali, nace en este día.
“Es una bendición de Dios, yo voy a procurar inculcar a mi bebé los valores que me han enseñado, y que siempre estemos juntas; ahorita que ya voy a entrar al hospital, sólo pido que salgamos bien las dos”, resaltó.