José de Jesús López de Lara

Un enfrentamiento a balazos entre asaltantes y policías preventivos de Pabellón de Arteaga, provocó un impresionante operativo ayer lunes por la madrugada.
A pesar del operativo en el que participaron policías estatales, agentes de la FGE, policías preventivos de San Francisco de los Romo, Jesús María y Aguascalientes, los asaltantes lograron escapar.
Los violentos hechos se registraron aproximadamente a las 00:30 horas del lunes, cuando tres hombres llegaron a la gasolinera con razón social “Isalco”, que se ubica en el kilómetro 25+000 de la carretera federal 45 Norte, poco antes de llegar al entronque con la carretera estatal No. 27 Las Palomas-Pabellón, en el municipio de Pabellón de Arteaga.
Los delincuentes viajaban a bordo de una camioneta Chrysler Voyager, color guinda y con placas de circulación de Aguascalientes.
Cuando el despachador de 61 años se acercó para atenderlos, los delincuentes lo amagaron con pistolas tipo escuadra.
El encargado de la gasolinera fue llevado con lujo de violencia hasta la oficina, donde lo tiraron al suelo y amarraron de pies y manos. Posteriormente, pretendieron abrir la caja fuerte, pero no lograron su objetivo.
Al final, los hampones se apoderaron del dinero de las ventas del día y se dieron a la fuga en la misma camioneta donde viajaban.
En esos momentos pasaban por el lugar elementos de la Policía Preventiva de Pabellón de Arteaga a bordo de una patrulla; a los oficiales les pareció sospechoso ver cuando la camioneta se alejaba derrapando de la estación de servicio, por lo que decidieron acercarse para investigar.
En ese momento descubrieron al empleado amarrado de pies y manos en la oficina, al tiempo que les informaba que los sujetos de la camioneta lo habían asaltado.
Los policías preventivos fueron en persecución de los sospechosos, al tiempo que solicitaban apoyo a sus demás compañeros.
La camioneta Voyager fue detectada cuando se desplazaba por la carretera federal 45 Norte con rumbo al sur, por lo que patrullas de la Policía Preventiva de Pabellón de Arteaga fueron en su persecución.
En su intento de fuga, tomaron la carretera que conduce al poblado de La Guayana, en el municipio de San Francisco de los Romo y los asaltantes comenzaron a disparar con sus pistolas a los policías preventivos de Pabellón de Arteaga.
Los oficiales repelieron el ataque con sus pistolas de cargo.
Para esos momentos ya se había desplegado un impresionante operativo en el que también participaban policías estatales, agentes de la FGE y policías preventivos de San Francisco de los Romo y Jesús María.
Minutos más tarde, la camioneta Voyager fue encontrada abandonada fuera de la cinta asfáltica, a la altura del kilómetro 7+000 de la carretera federal No. 25 Aguascalientes-Loreto, Zacatecas.
La camioneta estaba con sus puertas abiertas y tenía las llantas ponchadas por los impactos de bala, asegurándose una pistola tipo escuadra que estaba en el interior de la unidad automotriz.
Se presume que al no poder continuar, los asaltantes decidieron escapar corriendo entre el monte y a pesar del operativo implementado, no se logró dar con su paradero.