Aunque parece que van por caminos distintos, hay momentos que la política y el deporte tienen similitudes en los procedimientos y conclusiones, lo que se puede detectar cuando un equipo de futbol, beisbol o de cualquier otra actividad tiene un desempeño envidiable a lo largo de la temporada, pero muy cerca del final algo sucede y queda fuera del título.

En política ocurre cuando alguien cumple el papel que tiene encomendado y al estar a punto de alcanzar una mejor oportunidad surgen escollos que ponen en riesgo lo ganado, o que los consiga ya sin el potencial que llevaba.

Lo anterior viene a comentario por lo que se registra con el alcalde de Aguascalientes, Juan Antonio Martín del Campo, encaminado a ocupar una secretaría en la próxima administración estatal, lo que, no obstante que se niega a aceptar que tenga una invitación, se mantiene vigente el tema y esto ha dado pábulo para el golpeteo, a veces directo y otras soterrado.

Resulta extraño que por más de dos años y medio no hubiera quejas ciudadanas sobre el servicio de basura y de pronto, de unas semanas a la fecha las denuncias se suceden desde distintos rumbos de la ciudad por la falta de recolección, lo que lógicamente tiene rebosantes los contenedores con todo lo que esto significa para la salud vecinal y la imagen del sector.

La única disculpa del responsable del área es que hay camiones descompuestos por lo que se tiene que trabajar con lo que hay, pero resulta inexplicable que sea ahora, precisamente, cuando tengan fallas mecánicas, que con los recursos de que dispone el Ayuntamiento bien pueden subsanarse en un término relativo.

Al mismo tiempo hay sectores que sufren desperfectos en el alumbrado público, que en ocasiones es por unas horas y otras de varios días y si a ello se le agrega la falta de vigilancia policíaca tiene a los perjudicados en una tensión permanente, ante el temor de sufrir un accidente o un asalto.

Por si fuera poco, a mediados de este mes el director de CCAPAMA, Evaristo Pedroza, consideró que durante varias semanas se mantendrá la escasez de agua en el 30% de los fraccionamientos de la ciudad capital, a causa de la descompostura diversa en pozos que impiden la generación del volumen suficiente del recurso.

Cada uno de esos problemas podrían tener mensaje, teniéndose en cuenta que en política nada es al azar, y más en este caso, en que se buscaría desbancar no sólo a él sino a otros de su grupo, algo común en ese medio, donde son demasiados los intereses en juego, por lo que cada quien busca lo necesario para lograr sus propios objetivos o hacerle un favor a alguien.

Cuando se dio la acusación en contra del Presidente Municipal, por la presunta injerencia en el proceso electoral pasado, se mencionó que el primer comentario surgió desde el interior del municipio y aprovechado por los priístas para hacerlo ante las autoridades comiciales, que luego nutrieron algunos cofrades.

Lo que vive actualmente Juan Antonio Martín del Campo es algo “normal”, que para su consuelo no es privativo de un solo partido, puesto que en todos hay envidias, rencores, asechanzas y traiciones, por lo que sólo le queda el estoicismo y esperar que los hados no lo desamparen a la hora del prorrateo.

FUNCIONARIOS A MODO

Primero fueron los empresarios, luego los agricultores y ahora los profesores, que piden para su sector alguien afín para dirigir la dependencia correspondiente en el gobierno de Martín Orozco Sandoval, lo que de llegar a cumplirse sería repartir el pastel y que el encumbrado quede como un simple administrador de intereses ajenos.

El secretario general de la Sección Uno del SNTE, Mario Armando Valdez Herrera, afirmó que el gremio no aceptará que la dirección educativa esté en manos de improvisados, por lo que espera que el nombramiento recaiga en un experto en la materia.

Ofrece trabajar “de la mano de la autoridad”, por lo que en cuanto se de a conocer la designación establecerá contacto para definir las acciones a seguir, para ello pone a disposición del nuevo gobierno una organización “plural y abierta a cualquier ideología”.

Exige que el próximo director del Instituto de Educación sea “una persona honesta, transparente, y que venga a colaborar con un gobierno de estas características”, al considerar que el SNTE lucha por mantener lo que ya se tiene avanzado en materia educativa y continuar su fortalecimiento, “construyendo juntos con esa visión de futuro, con los estándares de calidad que ofrece el magisterio de Aguascalientes, con buenos niveles en las evaluaciones de docentes y alumnos”.

Valdez Herrera dejó en claro que aún cuando no pretenden proponer candidatos para el IEA, tampoco aceptarán “que se ponga en manos de políticos o improvisados”, por lo que demandan que Orozco Sandoval designe a quien tenga un perfil especializado, que conozca de cerca la situación local y nacional del sistema educativo.

Por su parte, los hombres del campo piden que en su área esté un experimentado en el medio, que desde su nominación tengan la confianza de que sabrá escucharlos y atenderlos y resolver los asuntos que se presenten. No quieren un despistado o apático, sino un titular comprometido con los campesinos y pleno conocedor del terreno que pisa.

A su vez un segmento del sector patronal exige su propia cuota de poder a través de la Secretaría de Fiscalización, para la cual ya tienen una terna, que según lo afirmado son los que obtuvieron las mejores calificaciones, con lo que pretenden forzar para que sea uno de ellos.

Como ya se ha mencionado en otras colaboraciones, el gobernador va a ser Martín Orozco, él ganó este derecho en una competencia político-electoral y por lo mismo, sólo a él le corresponde designar a sus colaboradores, que por lo demás así lo dispone la ley, de manera que podrá haber toda clase de sugerencias pero al final del día puede considerarlas o desecharlas y nadie puede decirse engañado, más bien tendría que reconocer que solo se cascabeleó.

Lo único real es que antes de 72 horas se abrirá el telón y de que habrá más de alguna sorpresa eso ni quien lo dude, como también la confirmación de las “exclusivas” de radio pasillo, que como siempre, está al día de lo que sucede en el medio político y gubernamental.

TENACIDAD SIN LÍMITES

Juan Pedro Franco, de 32 años de edad, es originario de Aguascalientes y ha adquirido notoriedad nacional por el peso corporal que registra, de 590 kilos, por lo que se encuentra bajo tratamiento en Guadalajara que le permita reducir esa alteración, la cual lo ha mantenido postrado más de seis años. El objetivo que se ha trazado el equipo de médicos, dirigido por José Antonio Castañeda, es que en año y medio el joven pese 90 kilos. Para alcanzar la meta su familia debe pagar, tan sólo de renta por el lugar que ocupa en la colonia Prados Providencia, de la capital jalisciense, 23 mil pesos mensuales, por lo que crearán un número de cuenta bancaria que les permita, con el apoyo de la sociedad, salir adelante y que pronto el joven regrese a su hogar con un destino distinto, lo que seguramente logrará ya que su ánimo se mantiene en todo lo alto, al aprovechar el tiempo en aprender a tocar diversos instrumentos musicales, que dice, le ayudarán cuando regrese al coro del templo.