Staff
Agencia Reforma

XALAPA, Veracruz 21-Jul .- El PRI y sus aliados en el Congreso de Veracruz concretaron ayer el plan del Gobernador Javier Duarte de destinar los ingresos del Impuesto Sobre Nómina (ISN) al pago de deudas a proveedores y contratistas que ascienden a 11 mil 38 millones de pesos.
Con 29 votos a favor, 18 en contra y dos abstenciones, los legisladores aprobaron los fideicomisos irrevocables de Administración de Cuentas Mandatadas (FIAD) y el de Pago a Proveedores y Contratistas para el Saneamiento del Estado de Veracruz (Fidesan)
Con ello, los legisladores desairaron a los organismos empresariales de Veracruz que, desde el lunes, advirtieron que dejarían de pagarían el impuesto del 3 por ciento sobre nómina, si se le daba otro giro distinto al de construcción de infraestructura, y no se liquidaba 6 mil millones de pesos que le adeuda el Gobierno del estado al fideicomiso correspondiente.
De acuerdo con el dictamen avalado, en el FIAD se concentrarán los recursos provenientes de la recaudación del Impuesto a la Nómina para posteriormente transferirlos al Fidesan, desde donde saldrán los pagos a proveedores y contratistas.
Durante la sesión, el PRI contó con el respaldo de los diputados del PVEM, de Nueva Alianza y de Alternativa Veracruzana, pero le tocó sortear las posturas críticas y el voto en contra de tres de sus integrantes José Ramón Gutiérrez de Velasco, Gladys Merlín y Ricardo Ahued.
“No hay certeza porque ¿cómo vamos a disponer de recursos si desconocemos cuál ha sido el destino del fideicomiso del impuesto?”, criticó Gutiérrez de Velasco.
“¿Yo no podría votar algo si en realidad no sé si hubo un servicio o hubo tranza? Alguien me dijo antes de que viniera a votar: ‘te van a madrear’. Díganle que si me van a madrear, me voy tranquilo”, expresó a su vez Ricardo Ahued.
En tanto, la bancada del PAN presentó sin éxito mociones con las que reclamaron que el dictamen no incluyó sus oficios dirigidos al secretario de Finanzas y al Contralor del estado para indagar si entre los acreedores figuran los que son investigados por el SAT o les fueron rescindidos sus contratos.
“Lo que aquí se aprueba es la liquidación de deuda y comprometer la recaudación del Impuesto a la Nómina de al menos los siguientes cuatro años y, lo preocupante, es que podrá incluirse más adeudos que salgan”, dijo en tribuna el panista Jorge Vera tras calificar la iniciativa como el “Fobaproa veracruzano”.

Rechazo
El Gobernador electo Miguel Ángel Yunes anunció ayer que echará atrás la iniciativa que compromete recursos del Impuesto sobre Nómina para el pago de adeudos de la administración de Javier Duarte.
En un mensaje que difundió en video, Yunes reclamó que diputados “corruptos” cometieron un “grave atraco”, por lo que dirigirá acciones contra ellos.

Con información de Carlos Marí