José de Jesús López de Lara

Macabro hallazgo fue realizado en un arroyo ubicado en el fraccionamiento Solidaridad I.
Entre la maleza fue localizado el cadáver en descomposición de una persona del sexo masculino, que hasta el momento no ha sido identificada.
Las primeras investigaciones realizadas por agentes de la Fiscalía General del Estado, apuntan a que posiblemente, la víctima murió ahogada y el cadáver fue arrastrado por el agua de las lluvias que se han registrado en Aguascalientes en las últimas semanas.
Fue aproximadamente a las 16:40 horas de ayer, cuando un hombre identificado como Julio, de 30 años, se encontraba desyerbando la parte trasera de su negocio, que es una recicladora de madera, el cual se ubica en la calle Urbanismo del fraccionamiento Solidaridad I.
En determinado momento, cuando se aproximó al lecho de un arroyo que lleva al Cedazo, hizo el macabro hallazgo. Tirado boca-abajo, entre la maleza, se encontraba el cadáver de una persona del sexo masculino.
La víctima vestía únicamente un pantalón, que estaba destrozado. Asimismo, el cadáver ya se encontraba en completo estado de putrefacción, presumiéndose que esta persona tenía entre 5 y 7 días de haber fallecido.
Al lugar del hallazgo arribaron policías preventivos y policías estatales, así como una ambulancia del ISSEA y Bomberos Municipales.
De igual forma, acudieron agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales.
Las primeras investigaciones apuntan a que posiblemente, la persona fallecida fue arrastrada en las inmediaciones del Cedazo, por las corrientes de agua que se originaron a consecuencia de las fuertes lluvias que a últimas fechas se han registrado en Aguascalientes.

LOCALIZAN UN CRÁNEO HUMANO
Macabro hallazgo fue el que realizaron unos jornaleros la tarde de anteayer, en el municipio de Tepezalá.
En el lecho de un arroyo, encontraron un cráneo humano abandonado.
Fueron dos jornaleros que se dirigían a su lugar de trabajo, por un camino de terracería donde hay muchas piedras sueltas.
Al pasar por el lecho de un arroyo seco, conocido como “Arroyo Zamora”, en el municipio de Tepezalá, descubrieron un cráneo humano que estaba tirado a simple vista.
Hasta el lugar del hallazgo arribaron elementos de la Policía Municipal de Tepezalá, así como de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal.
Posteriormente, se presentaron elementos de la Dirección de Investigación Pericial, quienes hicieron el levantamiento del cráneo humano.