Aprehendieron a presunto narcomenudista acusado de ordenar la muerte de un competidor en Rincón de Romos. Es el supuesto autor intelectual. Fue detenido en cumplimiento a orden de aprehensión girada por el juez de control penal y juicio oral.
El indiciado se llama Mario, de 28 años, y enfrenta la imputación de homicidio doloso calificado en agravio de quien en vida llevara el nombre de Aldo Eric y cuyo cuerpo fue encontrado sin vida el 28 de mayo del año 2015, en el municipio ya mencionado.
Mario fue detenido en avenida Nacozari norte, derivado de investigaciones que llevaran a cabo elementos de la Policía Ministerial, tomando como base evidencias encontradas en el lugar de los hechos y los señalamientos que hicieran algunos detenidos que, aseguraron ser empleados del presunto homicida en la venta de narcóticos.
El cuerpo sin vida fue descubierto en el interior de un domicilio ubicado en la calle Armonía, fraccionamiento La Paz. Presentaba heridas producidas por disparos de arma de fuego.
Agentes ministeriales dieron inicio a la búsqueda de testigos, descubriendo que la persona muerta respondía al nombre de Aldo Érik y que éste se dedicaba a la venta de drogas, por lo que las indagaciones se enfocaron hacia la localización de algunos adictos. Uno de ellos señaló que tenían conocimiento de que Mario había ordenado “ejecutar” a quien consideraba su rival en la venta de droga.
Por su parte, personal del laboratorio de Química Forense levantó evidencia importante en el lugar del homicidio, lo que permitió identificar a los autores materiales quienes ya son buscados por las autoridades. Los que dispararon, los autores materiales, no han ido capturados. Se confirmó que habían sido enviados por Mario para que privaran de la vida a Aldo Érick. El detenido había descubierto que su ex pareja sentimental había realizado un viaje para recoger droga en el estado de Sinaloa, invitada por el hoy occiso.
Eran dos las causas de la molestia. El lío de faldas y la disputa por el narcomenudeo. Decidió vengarse de su rival. Cuando Aldo Érik volvió a Rincón de Romos, continuó con la venta de drogas sin sospechar que ya estaba sentenciado a muerte.
El multicitado Mario, le pidió a dos de sus ayudantes en la distribución de droga que se dirigieran a la casa del occiso. Abordaron una camioneta de color gris deteniendo su marcha en la calle Armonía; tocaron la puerta y en cuanto abrió la víctima le dispararon. Dos tiros acabaron con el rival.
Con esta información el Agente del Ministerio Público solicitó al juez que otorgara la orden de aprehensión por homicidio doloso calificado. Fue aprobada. Luego, los agentes ministeriales se encargaron de detener y trasladar al penal al presunto asesino.