CDMX.- Le canta al amor y también al desamor, padeció para convertirse en madre, le encanta la pasta, está enamorada y sabe utilizar el vocabulario singular del mexicano.
Esas fueron algunas de las características que Laura Pausini resaltó para decir que es similar a muchos de sus seguidores en el país.
Y lo expresó ante más de 9 mil personas que acudieron, de acuerdo con organizadores, al concierto que ofreció la noche del viernes en el Auditorio Nacional.
A las 20:50 horas, la intérprete salió al escenario para entonar “Similares”, tema que da nombre a su Tour 2016. La gente la recibió con una ovación y la acompañó a coro durante toda la canción.
La originaria de Solarolo, Italia, había preparado un repertorio de más de 30 temas, en los que combinó sus primeros éxitos con los más recientes, como “Enamorada”, “Amores extraños” y “Volveré junto a ti”.
“Siempre digo que soy la italiana más mexicana del mundo, la neta. Apuesto que algunos aquí, aunque son mexicanos no saben el significado de la bandera, pero yo sí. Yo me lo sé. ¿No me lo creen? ¡No mames, güey!”, expresó.
A lo largo del show, que duró poco más de dos horas, Pausini realizó varios ‘medleys’ de sus canciones, que atestiguan 23 años de carrera.
Sin embargo, hubo otras que las cantó de principio a fin, acompañada de las miles de personas presentes que hacían que las letras resonaran en el Coloso de Reforma.
En uno de los momentos más emotivos de la noche, se convirtió en la madrina de Luis y Julio, una pareja que se comprometió frente al público, a los que declaró esposos y, para sellar su unión, les cantó “Nuestro amor de cada día”.
Muchas de las miles de personas reunidas documentaron el momento con sus móviles y vitorearon el gesto de amor de la cantante. (Fidel Orantes/Agencia Reforma)