En zona de guerra

CIUDAD DE MÉXICO.- Al contrario de los clásicos melodramas en los que la vida de una chica pobre cambia con un golpe de fortuna y dinero, una acaudalada mujer se convierte en Silvana sin Lana.
Esta es la historia de Telemundo que, a partir de hoy a las 14:00 horas será transmitida en México por la señal de Galavisión.
Pero si la falta de dinero no es problema suficiente, Silvana Rivapalacios (Maritza Rodríguez) tendrá que lidiar con su nuevo vecino, Manuel Gallardo (Carlos Ponce).
“Mi personaje es un tipo de clase media baja, trabaja mucho para que sus hijos vivan bien, aunque sin lujos. Él maneja una terminal pesquera”, expresó Ponce, vía telefónica, desde Miami.
La personalidad de Manuel contrasta con la de la protagonista, no sólo en la cuestión económica, sino de valores y crianza.
“Ella sí es una mujer de mucho dinero, muy acomodada, pero pierde todo porque su marido estafa a la gente y se escapa de la ley sin siquiera decirle nada ni a ella ni a sus hijas.
“Las deja en la calle y esta mujer, que no ha hecho nada en su vida mas que jugar golf, tiene que aprender a trabajar para ganarse la vida”, compartió el actor.
Desde que se conocen, el rechazo entre ambos es evidente, pero hay a quienes esto poco les importa, tema que adereza los conflictos de la producción que cuenta con un elenco internacional.
“Ella busca un lugar en dónde vivir dentro de un barrio muy malo para sus estándares, y choca con Manuel, le destruye toda su mercancía y se la paga con un cheque sin fondos.
“Con el tiempo, se empiezan a dar cuenta de que los hijos de Manuel y las hijas de Silvana se empiezan a gustar mientras ellos no se llevan bien”, adelantó el actor.
La producción, grabada en Miami, es una adaptación de la telenovela chilena llamada Pituca Sin Lucas (2015).
En Estados Unidos, donde ya se transmite, el serial ha encontrado éxito en la recepción del público, aseguró Ponce. (Enrique Navarro/Agencia Reforma)

Compartir
Artículo anteriorPROGRAMA DOBLE
Artículo siguienteLo irrita su ex