El estrés potencializa las enfermedades, por ello es que durante las vacaciones la gente se olvida de ir al médico; sin embargo, muchos personas inciden en excesos que les provocan severos daños en su salud. Derivado de la Feria, en estas fechas incrementa la atención de pacientes con enfermedades del hígado que no se midieron con el consumo de alcohol, apuntó el médico especialista en urgencias médico quirúrgicas, Ricardo Cruz Silva.
“El nivel de salud tiene mucha relación con el nivel de felicidad que se pueda generar en ese momento, por ello en tiempo de Feria la gente deja de venir al hospital, después tenemos enfermedades provocadas por el calor, como gastroenteritis, deshidrataciones; hay muchos pacientes con enfermedad del hígado que aumentan su consumo de alcohol durante la Feria, llegan con complicaciones asociadas; los cirróticos se descontrolan mucho durante la verbena”, precisó.
Agregó que si bien son pacientes frecuentes del hospital, ya que es una de las diez patologías más frecuentes, se agudiza del 10% al 20% la atención en estas fechas; agregó que de las emergencias que se presentan en el tiempo de fiesta es por congestión alcohólica.
“Se presentan gran cantidad de jóvenes alcoholizados, son jovencitos entre 20 y 25 años que llega un punto en que no son capaces de responder ellos solos, requieren atención médica, muchos los traen amigos y compañeros de la fiesta, recibimos de dos a tres pacientes por semana, muchas mujeres”, señaló.
El representante del Capítulo Aguascalientes de la Sociedad Mexicana de Medicina de Emergencia, indicó que las emergencias que se presentan en el Hospital Hidalgo dependen mucho de la época del año.
“Cuando terminan las épocas de Navidad y año nuevo, arrancamos el año con muchas enfermedades crónicas; ya hay tiempo y dinero para traer a los adultos mayores, a los diabéticos que se descontrolaron durante toda la temporada, además de las enfermedades respiratorias que no fueron atendidas con oportunidad. Vienen hasta el primer mes del año con neumonías, descontroles de diabetes e hipertensión; le dan prioridad a las fiestas y dejan de lado sus medicamentos y llegan muy mal”, subrayó.