José de Jesús López de Lara

Un joven murió apuñalado, tras participar en una riña que se registró el domingo por la madrugada en calles del fraccionamiento Ojocaliente III.
Todavía con vida, sus familiares lo trasladaron en un taxi a recibir atención médica al HGZ No. 2 del IMSS, donde finalmente falleció a consecuencia de las mortales heridas que recibió en el tórax.
Quien fue asesinado de manera artera fue un empleado identificado como Cristian, de 27 años, con domicilio en el fraccionamiento Ojocaliente III.
Los trágicos hechos se registraron el domingo por la madrugada, durante una fiesta que organizaron un grupo de sujetos en la zona donde vivía la víctima.
Aparentemente, ya bajo los influjos de las bebidas alcohólicas, se suscitó una riña entre algunos de los asistentes a dicho convivio.
Entre los involucrados en la riña estaba Cristian, quien al verse superado por los rijosos, decidió escapar corriendo hacia su domicilio.
Sin embargo, fue perseguido por varios de los involucrados quienes lograron alcanzarlo metros más adelante y al momento en que comenzaron a golpearlo con pies y puños, uno de ellos lo atacó con una navaja y logró herirlo en dos ocasiones a la altura del tórax.
Tras la cobarde agresión los agresores regresaron al lugar donde se celebraba la fiesta, mientras que Cristian gravemente herido, se dirigió hasta su casa.
Al momento de que sus familiares se percataron que lo habían agredido y sangraba profusamente, de inmediato llamaron al Servicio de Emergencia 911 y solicitaron una ambulancia.
Pero ante la tardanza de la unidad de emergencia, el papá del joven, de nombre Luciano, lo trasladó en un taxi a recibir atención médica al HGZ No. 2 del IMSS.
Mientras tanto, policías preventivos y agentes de la Fiscalía General del Estado llegaron al lugar donde ocurrió la sangrienta riña.
Tras un operativo implementado por policías ministeriales, se logró el arresto de cuatro sospechosos, entre ellos un ex policía preventivo, quienes fueron ubicados en la calle Turicate y esquina con la calle Las Cuevas.
Los detenidos fueron trasladados a la Policía Ministerial del Estado, donde quedaron a disposición del agente del Ministerio Público de Hospitales y en custodia de agentes del Grupo Homicidios de la PME, quienes iniciaron las investigaciones correspondientes.
Lamentablemente, aunque Cristian logró llegar con vida al HGZ No. 2 del IMSS, murió poco después debido a las mortales heridas que sufrió, consumándose así otro crimen más en Aguascalientes.