El presidente saliente de la Unión Ganadera Regional de Aguascalientes (UGRA), José Luis González Enríquez subrayó el incremento de productores adheridos a la organización en un lapso de seis años, al alcanzar cerca de 2,000 productores, respecto a los 1,200 que la integraban al inicio de su gestión.

Manifestó que la transición entre la sequía que afectó al país y el estado fue un aspecto crítico que logró superarse al paso de los años, gracias a las buenas precipitaciones registradas durante los últimos cuatro años.

Señaló que Aguascalientes alcanzó la recuperación de 6,000 hectáreas de superficie de agostaderos, gracias al apoyo de las autoridades del gobierno estatal y federal, lo que ubica a la entidad como la de mayor superficie atendida mediante la incursión de maquinaria a suelos erosionados a nivel nacional.

Destacó el desarrollo de las asociaciones ganaderas locales en los municipios, las cuales tuvieron unidad y fortalecimiento, al considerar que las instalaciones tuvieron importantes mejoras, y también hubo apoyos en equipamiento para los productores.

Mencionó que la Asociación del municipio de Calvillo cuenta con nuevas instalaciones, estacionamiento, al igual que la asociación de Asientos, y la de El Llano.

Expuso que no se pudo concretar el proyecto de una quesería con la finalidad de apoyar a los productores, aunque enfatizó que se prefirió no arrancarlo y posteriormente se tuviera que dejarlo inconcluso.

“Eso habla de trabajo conjunto que ha tenido la Unión Ganadera, yo creó que viene un mejor papel por parte del presidente Juan Pablo Franco al frente de la UGRA, porque tiene las ganas, se los garantizó que será mucho mejor, tiene la juventud y la intención de hacerlo”, enfatizó.