CIUDAD DE MÉXICO.- De estar en terapia intensiva tras una intervención quirúrgica en el colon, Ignacio López Tarso está ya en terapia intermedia, informó ayer Juan Ignacio Aranda, hijo del primer actor.
“Mi papá está muy bien, sorprendiendo a propios y extraños porque, después de su operación, los doctores le daban tres días en terapia intensiva. Y estuvo sólo 23 horas.
“Ya está en terapia intermedia. Se está recuperando rápidamente y se le nota muy bien: está platicador y de buen humor”, señaló Aranda vía telefónica.
Agregó que espera que su padre sea dado de alta en cuestión de días. (Manuel Tejeda/Agencia Reforma)