Carlos Gutiérrez Gutiérrez

Unas 2,500 viviendas, patrimonio de los trabajadores, se encuentran en estos momentos en poder de “paracaidistas”, que en su mayoría las tienen ocupadas y representa un cuantioso patrimonio de los trabajadores en manos de personas desconocidas, informó el delegado de la institución, Mario Guevara Palomino.
El funcionario federal indicó que actualmente se trabaja de la mano con los ayuntamientos de Aguascalientes, Jesús María y San Francisco de los Romo, con quienes ya se formalizó un convenio de colaboración con el objeto de recuperar esas viviendas mediante procedimientos de ejecución administrativa y poder devolver esos bienes a los trabajadores.
Indicó que una buena parte de esas 2,500 viviendas están en el municipio de Aguascalientes, cerca de 750, y el resto, en desarrollos habitacionales de los otros dos municipios, y se busca, dijo, regularizar la tenencia de esos bienes.
Indicó que el Infonavit tiene sensibilidad social y entiende muy bien el problema por el que atraviesan muchas familias que carecen de una vivienda, pero señaló que la ocupación ilegal no es la solución.
Agregó que en muchos de esos casos, algunos de sus moradores que las ostentan de forma indebida, cuentan con Infonavit.
“Nos hemos encontrado que algunos de los moradores cuentan con Infonavit, pero desconocen los alcances que tiene este derecho social, por ello, antes de cualquier cosa, buscamos llegar a acuerdos que resulten de beneficio para esos trabajadores que viven en las viviendas del Instituto”.
Uno de los ofrecimientos que se les hacen es que, siendo trabajadores con pleno derecho y acceso a sus créditos, les ofrecemos acogerse al programa Rentavit, en el que, regularizan la tenencia de la vivienda, pagan una renta simbólica, el Instituto las repara y las deja en perfectas condiciones para habitarse dignamente y tienen la opción de compra una vez llegado el momento, dijo el delegado.
Ofreció a quienes viven de manera irregular en casas del Instituto, a que se acerquen a la delegación para regularizar la situación; “Estoy seguro que algo bueno saldrá tanto para esas personas como para el patrimonio de los trabajadores, pero es importante que estas personas tomen la iniciativa y acudan cuanto antes a normalizar su situación”.
Otra de las opciones que se les están ofreciendo a los “paracaidistas” es que se acojan al programa federal Crezcamos Juntos, programa impulsado por el Gobierno Federal que tiene por objeto regularizar también su condición de trabajadores informales, y tras de ello, accederán a una importante tanda de beneficios, no sólo de vivienda sino de salud y de seguridad social, sólo que será necesario, dijo, que de manera voluntaria se registren, y arreglen de una buena vez por todas los problemas que arrastran por su situación irregular, consideró Guevara Palomino.