Ante los recortes aplicados a los presupuestos públicos a partir de este año, los centros de educación superior han tenido que hacer acopio de creatividad y usar mejor los recursos que disponen, señaló el director general del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), Sergio López Ayllón.

Explicó que el recorte aplicado al CIDE no ha obligado hasta el momento a hacer recorte de personal, de programas o de becas, es decir, no ha impactado, pero el reto ha sido compensar con economías en diversos gastos sin alterar las actividades sustantivas de la institución.

En entrevista, dijo que la reducción de recursos presupuestales ha obligado al CIDE a usar de manera más eficiente los recursos y también a salir a buscar vías diferentes para allegarse de dineros que no sean de la fuente gubernamental.

Esto ha implicado una vinculación más estrecha y sobre todo más efectiva con los actores que enfrentan problemas, y trabajar conjuntamente con ellos para que a través de sumar recurso, se logre desplegar la capacidad de soluciones y tener incidencia.

López Ayllón consideró que la inversión en ciencia y tecnología es fundamental para el futuro del país, por lo que hay confianza en que en los años venideros y pese a dificultades económicas, no haya decrementos significativos en la inversión en ciencia y tecnología.

Mientras tanto, dijo, lo que de momento se presenta es el deber de ser más eficientes y más transparentes con lo que se tiene, a fin de usar mucho mejor los recursos que se tienen disponibles.

Recordó que el CIDE tiene un equipo de 120 investigadores en México, cada uno con diferentes líneas, en tanto que en Aguascalientes la institución lleva casi seis años de actividades con una planta de casi 25 investigadores que básicamente están trabajando temas de sustentabilidad, ciudades, política de drogas, administración pública, gestión municipal, presupuesto y agua.