Por FRANCISCO VARGAS M.

Tarde de esas que hacen afición fue la que se vivió en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, en lo que fue la Decimosegunda Corrida de la Feria de Abril, donde el público y aficionados que llenaron la plaza (muchos de ellos mexicanos), disfrutaron del sentimiento, solera y genialidad de José Antonio “Morante de la Puebla” quien se alzó como el gran triunfador del festejo al cortar dos orejas; el pundonor, firmeza y maestría de Julián López “El Juli”, quien resultó herido por su segundo en el glúteo derecho; y el valor espartano de Andrés Roca Rey, quien cosechó una oreja de gran peso en su primero.

Gracias a la magia del Internet, pudimos gozar de este gran festejo, en el cual se lidió un encierro de la ganadería de Núñez del Cuvillo; correcto de presentación, los cuales fueron manejables en su conjunto, destacando el cuarto de la tarde.

José Antonio “Morante de la Puebla” a su primero lo recibió con sedeñas verónicas, con muleta sacó pases que le fueron jaleados básicamente por el lado derecho siendo este el lado más potable del astado. Estuvo errático con el acero para retirarse en silencio.

Lo mejor vino con su segundo un toro con clase y bravura, con el que bajaron los duendes y Morante de la Puebla una vez más se recreó con capa, ya con sarga vino el sentimiento e inspiración a su máxima expresión del diestro sevillano quien destapó el frasco de las esencias, logrando una artística faena que cimbró la Real Maestranza de Caballería; sin faltar esas reminiscencias de toreo añejo, como esos molinetes abelmontados. Se perfiló para realizar la suerte suprema dejando una estocada efectiva para ser premiado con las dos orejas. Con los trofeos en la mano dio la vuelta al ruedo triunfal recibiendo calurosas palmas como el sombrero  inconfundible del ganadero y empresario coahuilense Armando Guadiana Tijerina, quien se ubicaba en una barrera de primera fila, regresándole de propia mano “Morante de la Puebla” con una sonrisa en sus labios, el sombrero a Guadiana Tijerina.

Julián López “El Juli”, desde que se abrió de capa, salió a defender su sitio de gran figura del toreo, teniendo una interesante rivalidad en quites con Roca Rey. Sarga en mano el madrileño sometió al burel, para cuajar una faena entendida y llena de poderío. Estocada poco pasada para saludar en el tercio.

Al ver que sus alternantes se fueron por delante, “El Juli” salió por todo logrando una faena de gran valor y sin escatimar esfuerzo alguno ante un toro carente de raza y nada fácil; sacando recios pases por demás meritorios, exponiendo Al Máximo, recibiendo en la parte final del trasteo una cornada en el glúteo derecho, quedándose en el ruedo hasta pasaportar al burel, privándose de tocar pelo por fallar con la espada, recibiendo otra fuerte ovación en el tercio.

El peruano Andrés Roca Rey, quien viene cosechando triunfo tras triunfo en su actual temporada europea, trazó verónicas jugando los brazos, quitando de manera apretada. Con muleta ante un buen toro que tuvo estupendas cualidades, logró una faena basada en el temple y mando, siendo molestado por el viento concluyendo de buena manera con el acero para ser premiado con una oreja.

Con el cierra plaza que no tuvo la misma calidad que su primero, estuvo con entrega, disposición y por encima del toro, jugándosela en todo momento. Cuando tenía ya casi en la espuerta otra oreja, mas falló con la espada siendo reconfortado con una calurosa ovación saludando en el tercio.

El Parte Médico que expidió el doctor Octavio Mulet, fue el siguiente: Cornada en la región glútea derecha de 15 centímetros que lesiona músculo glúteo mayor. Se practica limpieza reparación de planos musculares y drenajes.(pacovargas_@hotmail.com)