La universalidad en la prestación de servicios de salud, no comenzó en junio, como estaba planeado, sino hasta julio, e iniciará con la atención de 700 enfermedades.

Se tienen previstos convenios entre nosocomios públicos y privados, para agilizar la atención de los pacientes, al reducir los lapsos de espera para una consulta de especialidad o intervención quirúrgica, señaló el titular del Seguro Popular, Dr. José Luis Trujillo Santacruz.

La intención de las federación es aprovechar las “hora muertas” de los nosocomios, es decir, aprovechar más la infraestructura disponible por la tarde, la noche o el fin de semana, que es cuando hay menos actividad del personal adscrito.

Explicó que tanto el IMSS, el ISSSTE y el propio ISSEA, de acuerdo con su infraestructura física y el personal disponible, podrán ofrecer horarios y áreas disponibles, para la programación de pacientes, incluso podrán participar de esta estrategia los hospitales privados que acepten el tabulador que habrá de manejarse, ya sea para la renta de un cuarto, quirófano, participación del cirujano, etc., en el entendido de que el paciente no pagará un solo centavo, sino la institución que subrogue el servicio.

Ejemplificó que si el Seguro Popular envía a un paciente a atenderse al IMSS o a un nosocomio privado, el SP cubrirá los gastos; lo mismo sucederá si un paciente del ISSSTE se atiende en el Hidalgo u Hospital de la Mujer.

Se fijarán las reglas a seguir, mediante los respectivos convenios, para especificar el tipo de servicio, el especialista que se requiere, las cuotas a pagar, etc.

Consideró fundamental que al personal que trabaje horas extras se le pague oportunamente, de lo contrario se generará desánimo para trabajar determinadas horas que no interfieran con su horario de trabajo.

Es un Acuerdo Nacional hacia la Universalización de los Servicios de Salud, lo que se logrará de manera gradual por medio de la portabilidad de servicios entre las instituciones del sector.

Es el primer gran paso para que los pacientes tengan acceso a servicios médicos independientemente de la institución de salud o de seguridad social a la que pertenezcan.