Juegazo de polendas protagonizaron los equipos Aguacates Peribán y Roxzal, de la Categoría Élite de la Liga Aguascalientes, que se brindaron tremendamente en el terreno de juego logrando emocionar a los seguidores de ambos cuadros que se dieron cita a las 10 de la mañana en el campo 5 de Pasto en Rollo. El juego había causado expectación debido a que el Peribán marchaba como súper líder de la categoría y el Roxzal llevaba 8 juegos sin conocer la derrota, así que el juego prometía emociones y para ser sinceros no defraudaron. El partido desde un inicio fue de mucho nivel, la lucha se desarrolló en la media cancha en donde los muchachos de ambos cuadros se multiplicaban para no dejar espacios vacíos que les pudieran sorprender con una descolgada que terminara en gol. En verdad daba gusto ver como los chicos de los dos equipos se esforzaban por tratar de alcanzar el dominio del juego. Los técnicos de ambos equipos se mostraban tremendamente nerviosos dirigiendo a sus respectivos cuadros. Por un lado Napoleón Cortes daba instrucciones sin cesar tratando de que su defensa no dejara ningún hueco por donde les pudieran hacer daño, mientras que José Luis Rodríguez, “El Puma”, enfático acomodaba a sus jugadores para que no dieran facilidades a los habilidosos delanteros del Peribán. Y a pesar de que no caían los goles los aficionados se mostraban satisfechos pues las emociones estaban a la orden del día por la calidad futbolística de los jugadores, parecía el juego de la final, el juego por el campeonato, pero no, era el juego por la supremacía futbolística de la categoría. El primer tiempo terminó sin goles. Ya en la segunda parte las acciones siguieron en el mismo tono, mucha rapidez en la media cancha, era una delicia ver a Gerardo López “El Geras”, capitán del Peribán, luchar por toda la cancha, buscar todos los balones y enviar pases sin cesar a sus delanteros. Otro jugador importante del Peribán fue Daniel Loera “El Güero” que a pesar de ser defensa se le veía por todo el terreno de juego, acompañando a los medios y a los delanteros y bajar a cubrir su zona defensiva con sorprendente rapidez. Por el Roxzal su goleador Aldo González jugó de manera magistral tratando de seguir con su racha goleadora y brindó a los espectadores jugadas en verdad de muy alto nivel que casi terminaban en las redes de la portería que era defendida por Mario Cardona que supo evitar la caída de su marco. El primero, y único gol, cayó al minuto 51, cuando Eduardo Rosas, el popular “Edu”, logró burlar a dos defensas y ya enfrente de Luis de Luna, portero del Roxzal, enviar el balón a que besara la red para de esa manera anotar lo que sería el único gol del encuentro. A partir de ahí el marcador ya no se movió a pesar del súper esfuerzo que hicieron los del Roxzal para tratar de evitar la derrota. El encuentro fue dirigido por William García que fue auxiliado por su hermano César García y Guillermo Torres, realizando un trabajo de muy alto nivel que dejó satisfechos a perdedores y ganadores. No hubo jugadores reportados.