El personal que labora en las guarderías del IMSS está totalmente capacitado para detectar si sus pequeños alumnos están siendo víctimas de algún tipo de maltrato, así lo precisó Raquel Salazar Ibarra, quien desde hace 22 años labora en la Estancia Infantil Aguascalientes, y desde hace 12 la dirige. Destacó que en caso de descubrir que un menor está siendo violentado, tienen protocolos muy claros a seguir, sin embargo y afortunadamente, no se han registrado muchas situaciones de esta índole.

“Nosotros manejamos un programa que viene por normativa del Seguro Social que se llama Directrices para la Prevención y Detección Oportuna de Maltrato de Niñas y Niños en Guarderías del IMSS”, aparte de éste, el personal recibe capacitación y los padres de familia, pláticas para evitar y erradicar los casos de maltrato infantil.

Subrayó que lo que sí han detectado con mayor frecuencia son casos de descuido, considerado una forma de maltrato; “si hemos detectado algunos casos que pudieran estar dentro de los tipos de maltrato, que es el descuido, para ello se habla con los padres, y el menor está en constante observación para asegurarnos que no vuelva a pasar”, enfatizó.

Detalló que el maltrato es también violencia, los padres muchas veces se defienden diciendo que ellos no golpean a su hijo, sin embargo, el menor está siendo dañado al no tener la atención de sus progenitores.

Dijo que debido a la vida laboral que los adultos hemos adoptado, es complicado dedicar mucho tiempo de atención a los hijos, sin embargo, recomienda que si no se cuenta con mucho tiempo, mínimo hay que estar con ellos enteramente una hora al día.

Informó que en caso de detectar un caso mayor, el niño se tiene que trasladar a una clínica del Seguro Social, ahí tendría que ser valorado por un médico, que posteriormente hará un dictamen y la dirección de la Estancia Infantil tiene la obligación de proceder legalmente en contra de quienes ejercieron el maltrato al menor.