Con la presencia de integrantes de agrupaciones de homosexuales, ayer se realizó la sesión Plenaria del Congreso; los manifestantes, con mantas y pancartas en mano, gritos y sombrerazos, exigieron a los diputados aprobar en las leyes locales, el matrimonio igualitario y la correspondiente adopción.

El diputado Armando Acosta Rodríguez pidió a la presidenta de la Mesa Directiva, diputada Lourdes Dávila Castañeda, exhorte a la Comisión de Justicia para que proceda con el análisis, dictaminación y votación de las seis iniciativas existentes en materia civil para el sector poblacional de la diversidad sexual.

El legislador del PRD explicó que se han incumplido los plazos marcados en la Ley Orgánica del Poder Legislativo y el respectivo Reglamento, para resolver temas como matrimonio igualitario, identidad sexogenérica y otras reformas al Código Civil del Estado.

Manifestó que la representación popular ha sido omisa ante la jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación que ha determinado que son inconstitucionales las normas locales que impidan la unión legal de personas del mismo sexo, además de que no ha sido atendida la recomendación general de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos sobre el mismo tema.

Subrayó que ningún ordenamiento señala que se deba esperar a que el Congreso de la Unión resuelva las iniciativas enviadas por el presidente Enrique Peña Nieto y pidió que una vez por todas, se cumpla con garantizarles todos los derechos al sector lésbico, gay, bisexual, trans e intersexual.

Por otra parte, el Pleno aprobó el dictamen que resuelve la iniciativa de reforma al artículo 29 de la Ley de Educación del Estado, encaminada a que la autoridad otorgue una pensión mensual equivalente a una mitad del salario mínimo vigente en la entidad, sólo en aquellos casos en que sus padres o tutores fallezcan o padezcan alguna incapacidad que provoque invalidez, como ya lo había adelantado EL HERALDO.

Por otro lado, la mayoría de los diputados avalaron el dictamen que se desechó por improcedencia, es decir, la iniciativa de Ley de Becas Salario del Estado, propuesta por la representación del PRD en la anterior legislatura, y de la que ayer dio cuenta este Rotativo. El argumento fue que ya se dan becas y créditos para contrarrestar la deserción escolar. (También dio cuenta de ello ayer este matutino).

Acosta Rodríguez lamentó que se haya rechazado una iniciativa “tan  noble y que sólo buscaba el beneficio del alumnado, y disminuir con ello la deserción escolar, pues cifras oficiales colocan a Aguascalientes como la tercera entidad en este penoso rubro”.

Criticó que haya sido mediante “argumentos absurdos y burocráticos” que se determinó la improcedencia de la iniciativa.