El gobernador Carlos Lozano de la Torre, al reunirse en Palacio de Gobierno con los Pastores de la comunidad evangélica de Aguascalientes, estableció que el entendimiento y colaboración con todos los grupos políticos, empresariales y sociales requiere, para su consolidación, el contacto estrecho y la suma de voluntades de todas las creencias religiosas que se practican en la entidad, “porque debemos, todos, ponernos la camiseta de Aguascalientes, quererla y trabajar para verdaderamente ser congruentes con el decir y el hacer”, dijo.
De esta forma, el jefe del Ejecutivo del Estado reconoció la participación de la comunidad que representa la Alianza Ministerial Evangélica del Estado de Aguascalientes (AMEDA), que cumple 50 años de trabajo en la entidad, en la mejora del entorno inmediato de los ciudadanos, coincidencia de criterios y esfuerzos, con la que el Gobierno del Estado colaborará permanentemente.
“Cumplir las demandas y exigencias de la ciudadanía nos exige capacidad de respuesta, calidad humana y entrega total al trabajo. Redoblaremos esfuerzos para consolidar el progreso del estado, sobre todo en esta etapa de confianza que ha instaurado el presidente Enrique Peña Nieto y que está favoreciendo el entorno social y económico de la entidad”, dijo el gobernador Lozano de la Torre.
Por su parte, el Pastor Lino Arturo Vera, a nombre de los Pastores evangélicos, coincidió con el mandatario estatal sobre la importancia de que el Gobierno del Estado y las asociaciones religiosas refuercen su trabajo para alcanzar a todos los ciudadanos, por lo que destacaron que Aguascalientes está creciendo y que es momento de construir sobre este fundamento una mejor sociedad que se involucre en la edificación de una entidad sólida, de valores y de ciudadanos que trabajen en beneficio de todos.
Reiteró la disposición de la AMEDA para trabajar en todo momento por el bien común, reforzando la alianza con el Gobierno estatal y asegurándose que los apoyos que reciban sean canalizados con eficiencia a los ciudadanos de Aguascalientes.
Finalmente, el gobernador invitó a la comunidad evangélica a mantener el contacto estrecho y cercano con su administración, comprometiéndose con sus integrantes en el refuerzo de una agenda de trabajo que fructifique en más beneficios para los aguascalentenses.
En esta reunión estuvieron también presentes el secretario general de Gobierno, Sergio Reynoso Talamantes, así como Daniel Zárate y David Saldívar, vicepresidente y secretario respectivamente de la AMEDA, así como Male Vera, Luis Espinoza, Jorge Lozano, Elías Lee, Gerardo Esparza, Ramiro Rodarte y Judith Cancino.