El coordinador de Atención Médica de la delegación estatal del IMSS, Juan Antonio Figueroa Ortega, recomienda a la población en general evitar el abuso en el consumo de bebidas alcohólicas, a fin de prevenir daños a la salud, accidentes, problemas laborales y sociales.
Informó que cada año, en el mes de abril, se incrementa la demanda de citas urgentes, hasta 40% en fines de semana y hasta 10% de lunes a jueves.
Las principales causas de consulta son heridas por golpes con objetos sólidos, intoxicación por alcohol y lesiones derivadas de accidentes automovilísticos asociados con la conducción en estado de ebriedad.
El abuso en el consumo de alcohol puede producir accidentes, pero además, agudiza padecimientos hepáticos, renales y gástricos, así como descompensación de la diabetes y la hipertensión, entre otros que obligan al paciente a buscar atención médica urgente y muchas veces con daños irreversibles.
Exhortó a las personas con diagnósticos de alguna enfermedad, a extremar cuidados en su alimentación durante las fiestas y evitar bebidas alcohólicas en cualquier cantidad, pues está contraindicado para cualquier patología.
De manera especial recomendó a los tutores de adolescentes la supervisión de salidas, pues los casos que acuden a las salas de Urgencias del IMSS con mayor frecuencia, tienen entre 14 y 22 años de edad, sin distingo de sexo o condición socioeconómica.
En Aguascalientes, dos de cada tres familias tienen un integrante que padece alcoholismo, y las problemáticas que conlleva se acentúan durante las diversas festividades del año. Reiteró que por ningún motivo se debe conducir un vehículo si se ha tomado alcohol; de ser inevitable su ingesta, la ración no deben exceder los 125 mililitros, siempre seguidos de 250 mililitros de agua y acompañados de alimentos.
Para iniciar tratamiento contra el alcoholismo, las Unidades de Medicina Familiar (UMF) del IMSS vinculan al paciente con instituciones especializadas. Los interesados pueden acudir al servicio de Trabajo Social de cualquier UMF.