El presidente de la Unión Ganadera Regional de Aguascalientes, José Luis González Enríquez, señaló que la presión sobre la producción lechera tuvo alivio tras la colocación de casi 150,000 litros en otras entidades federativas, sin embargo, aún se requieren acciones contundentes.
Mencionó que los productores de queso han comenzado a buscar la adquisición de más volumen con precios superiores a los cinco pesos por litro, mientras que la temporada ha generado un mayor consumo de bebidas frías como licuados, entre yogures, quesos y otros productos.
“Nos están buscando desde Chiapas y Veracruz, eso nos está ayudando, probaron la leche y les da mucho rendimiento, porque tenían otro tipo de leches que no dan tanto rendimiento, la verdad es que está ayudando un poco al problema de la leche”.
Dijo que estas empresas conocen la calidad de la leche de Aguascalientes, ya que su uso permite obtener una mayor utilidad, mediante el aprovechamiento de la grasa natural para producir más volumen de alimentos, con leche pura.
Señaló que el precio de adquisición del producto empieza a elevarse de manera gradual, en medida que los industriales advierten que el producto empieza a movilizarse, por lo cual buscan asegurar insumos, que también les sirven para producir otro tipo de productos adicionales a la leche.
Enfatizó que las industrias cambian de actitud cuando consideran que requieren tener un mayor volumen de leche, o enfrentan complicaciones para acceder a la leche deshidratada.
Subrayó que México requiere tomar acciones contundentes para controlar el uso de fórmulas, leche en polvo, junto con otro tipo de químicos que no favorecen a la salud, ya que es de los pocos países que toleran el uso de estas sustancias para la elaboración de subproductos lácteos.