Los empresarios de la Coparmex, no regatean el derecho de las madres trabajadoras a la lactancia en los centros laborales, afirmó Juventino Romero de la Torre, vicepresidente de la Comisión Laboral del organismo empresarial, quien dijo que al interior del organismo, se promueve el cumplimiento de este derecho plasmado en la propia Ley Federal del Trabajo.
Consideró que las empresas de cualquier tamaño, no deben eludir ninguna de sus obligaciones, y en el caso específico de la lactancia materna, deberán de atender lo que manda la Ley Federal del Trabajo, específicamente en su artículo 170, fracción cuarta, en donde especifica que las mujeres trabajadoras en periodo de lactancia, deben contar con dos interrupciones laborales de 30 minutos cada una a lo largo de la jornada de trabajo, con la finalidad de alimentar a sus hijos.
En ese sentido, la Coparmex ha promovido entre sus socios que no escatimen esfuerzos para cumplir con este derecho laboral, ya que de por medio está la salud de los hijos de las madres trabajadores y su adecuada alimentación en un periodo de vida que es vital que reciba los nutrientes de la leche materna.
Indicó que lamentablemente en la mayoría de las empresas no se cumple con este derecho que tienen las madres trabajadoras y es que el reto para lograr la lactancia en centros laborales es mayor.
Explicó que en la mayoría de los casos, las madres trabajadoras no cuentan con el apoyo de alguien que les lleve a los bebés a los centros de trabajo y hasta en dos ocasiones a lo largo de la jornada laboral, por múltiples factores, distancia, horarios, recursos para los traslados, entre otros.
Entonces, este propósito no se cumple y es ahí en donde la Coparmex ha insistido en hacer los esfuerzos necesarios para no regatear un derecho que tienen asegurado, pero sobre todo, no escatimar esfuerzos para que las madres puedan amamantar a sus hijos.
Ante ello, indicó que las empresas de Coparmex resolvieron, de forma conjunta con las trabajadoras, recorrer el horario de entrada una hora más tarde o bien, el de salida, una hora más temprano, a fin de que las madres trabajadoras puedan hacer efectivo este derecho.
Explicó que hay empresas, sobre todo las grandes, en las que hay lugares especiales para que las madres puedan alimentar a sus hijos dentro de las empresas. De hecho, ese es el ánimo de la propia ley, sin embargo, se han tenido que establecer adaptaciones para dar cumplimiento a este apartado de la ley.