Los trabajadores deben exigir el pago de utilidades, tomando como base la presentación de declaración anual de la empresa, cuyos montos deben fijarse en un lugar visible del centro de trabajo, subrayó el secretario general de la Confederación Regional Obrero Mexicana, Jesús Enrique Ramírez Pérez.
Ramírez Pérez afirmó que las empresas afiliadas a la CROM, han estado cumpliendo con el procedimiento de ley para la determinación del reparto de utilidades, por lo que se espera la entrega formal de estos recursos dentro del plazo establecido.
Indicó que el reparto de las participaciones del trabajador en las utilidades (PTU), es un derecho constitucional que tienen los trabajadores para participar en las ganancias que obtiene una empresa.
Para su cálculo se debe considerar tanto el sueldo percibido como los días trabajados durante ese período. El monto de utilidades de la empresa a repartir se divide en dos: la primera mitad será distribuida entre los trabajadores de acuerdo a los días trabajados en el año y la segunda parte se aplicará proporcional al nivel de los ingresos de cada trabajador.
Expuso que debe conformarse una comisión cuyos participantes serán representantes de los trabajadores y del patrón quienes formularán un proyecto que determine la participación de cada trabajador; los trabajadores tendrán un plazo de 15 días para hacer las observaciones que juzguen convenientes.
El dirigente señaló que las empresas, como personas morales, deberán pagar a más tardar el 30 de mayo el reparto de utilidades, mientras que los patrones registrados, como personas físicas, deberán entregar al trabajador su participación en las utilidades el día 29 de Junio como fecha límite.