Los empresarios que inician en la formalidad, al no tener antecedentes crediticios y ante su falta de experiencia emprendedora, caen en las garras de los agiotistas a la hora de buscar financiamiento, aseguró Francisco Ruiz López, presidente de la Coparmex.
Consideró que el tema del acceso a financiamiento competitivo, sigue siendo un tema en la agenda del sector financiero, dado que ni con la última reforma emprendida al sistema financiero nacional, se ha podido lograr que la banca privada sirva verdaderamente como una palanca de desarrollo.
Dijo que actualmente los bancos en México “le han quedado a deber mucho a los mexicanos emprendedores” debido principalmente a que mantienen tasas de interés muy elevadas respecto a lo que los bancos cobran en otros países de la región.
Dijo que se sigue privilegiando las garantías sobre los proyectos; “los bancos prestan siempre que tengan asegurado el retorno de su crédito y para ello piden 3 a 1 el monto garantizado el financiamiento.
Ante esta apatía de los bancos por financiar verdaderamente el desarrollo de Aguascalientes, el dirigente de la Coparmex indicó que los empresarios también han tenido que acudir a pedir dinero a agiotistas.
Se trata por lo general de nuevos emprendedores quienes ante su inexperiencia empresarial, y a que no cuentan con un historial crediticio, la banca comercial les niega el financiamiento teniendo entonces que acudir a al amparo de los agiotistas, aunque les cobren sumas muy elevadas de intereses, los emprendedores se sienten respaldados por estos esquemas financieros.
Dijo que los empresarios del sector informal son los más proclives a recurrir a créditos con tasas que superan el 100% de réditos anuales, dado que su estatus de informal les impide acceder a financiamiento preferencial, ante esta realidad, tienen que echar mano de créditos sumamente caros para salir adelante.
Los bancos tienen que ser más solidarios con el sector productivo nacional, ya que prestan a tasas de interés muy caras, en condiciones que simplemente son innecesarias y que hacen del crédito un producto de lujo al que no todos pueden acceder.
En ese sentido reconoció el trabajo que Nacional Financiera realiza a favor de los empresarios, ya que ha sido una institución que ha respaldado el desarrollo del sector económico, cumpliendo así su misión como ente de fomento de la economía en el país.