En Rincón de Romos policías estatales evitaron que se consumara extorsión telefónica; el ofendido estaba recibiendo amenazantes llamadas mediante las cuales le exigieron que depositara dinero, so pena de sufrir las consecuencias. Tanto él como su familia.
Empleados de una tienda se dieron cuenta de lo que estaba a punto de ocurrir y llamaron a los policías estatales que realizaban su recorrido de vigilancia en la zona centro del municipio de Rincón de Romos.
Les reportaron que en el interior de la tienda se encontraba un quincuagenario muy nervioso, intentando realizar depósito de dinero en efectivo. Los policías ingresaron para entrevistar al afectado y éste les comentó que le habían llamado del número 811-671-92-52. Le ordenaron que hiciera depósito de dinero en efectivo de 1,500 pesos, para evitar que le hicieran daño a su familia.
Los estatales orientaron al ofendido sobre cómo proceder. Le demostraron que se trataba de un intento de extorsión y que su familia estaba a salvo. Así, cuando parecía inminente la extorsión, lograron evitarla. El reporte de los empleados de la tienda fue oportuno.