Bravucón sujeto, armado con pistola, provocó momentáneo pánico entre comerciantes y clientes en el tianguis de la colonia Insurgentes. No sólo alteraba el orden, sino que también agredía a los vendedores.
Antes de que el jovenzuelo abriera fuego contra personas inocentes, oficiales de la Policía Preventiva Municipal procedieron a someterlo y le aseguraron el arma.
Los hechos se suscitaron ayer, en el transcurso de la mañana. El detenido, un tal Adrián de 20 años de edad, arribó al tianguis ubicado en Belisario Domínguez y Convención Huertas.
Empezó a caminar entre los puestos, aparentando ser un cliente más, pero en forma repentina inició con el escándalo. Mostrando la pistola empezó a agredir verbalmente a clientes y tianguistas. Nadie osó enfrentarlo por temor a que disparara, pero sí llamaron a los oficiales que en ese momento ya efectuaban recorrido pie tierra.
Uno de los comerciantes puso al tanto a los uniformados y ellos, a su vez, ubicaron al indiciado y le marcaron el alto. Al verse de frente con los oficiales, ya no se atrevió a sacar la pistola. Sabia decisión para evitar el mortal tiroteo.
Al sujeto le aseguraron arma de fuego tipo revólver calibre .22 con diez cartuchos útiles. Fue puesto a disposición de la autoridad que corresponde.