A partir de esta semana comenzaron las tradicionales visitas de los políticos que, afirman, vienen a reforzar las campañas, lo que sería de trascendencia para los candidatos y sus partidos, sólo que por una arraigada costumbre dedican sus mensajes a todo lo negativo que su misma gente les comentó y que ellos se encargaran de elevar a su máxima potencia.

En este planeta no hay un lugar donde no existan problemas y de lo cual la población nativa busca resolver, por lo que no hace falta que alguien de fuera suponga que descubre el hilo negro o el agua tibia, sino que le agregue todo aquello que su imaginación le da para generar una sensación de que es poco lo que se ha logrado o avanzado.

Está claro que quienes suministran algunos datos son los mismos abanderados o los dirigentes partidistas, mismos que el forastero se faculta sazonar con un poco de verborrea y luego a esperar el efecto deseado, lo que aún cuando no es un delito sí es una falta de respeto a una sociedad que se esfuerza por alcanzar nuevas metas.

Lo que actualmente hacen los aguascalentenses es consolidar lo obtenido en materia industrial y de empleo, por lo que el siguiente paso es atraer más inversión y mejorar el ingreso de los trabajadores, tarea que le corresponde a la próxima administración como una medida necesaria para atender la demanda de trabajo de los egresados de universidades, tecnológicos y carreras técnicas y los jóvenes en general que buscan un lugar en el mundo laboral.

Por consiguiente, que los enviados de los partidos no vengan a decir que no hay progreso, puesto que es algo que está a la vista, que más bien traigan alguna fórmula para aumentar el nivel de vida y que sería la mejor aportación a sus compañeros para que así puedan interesar a los electores.

La mejor empatía que pueden producir con los ciudadanos es reconocer sus cualidades y ofrecer su experiencia para vencer cualquier adversidad, lo que dejaría el mensaje que realmente les preocupa el futuro de la entidad. Hablar de algo distinto es engendrar un clima desfavorable para los candidatos, que a final de cuentas pagarán los platos rotos.

Líderes nacionales y regionales de partidos, diputados federales y locales, senadores, gobernadores, presidentes municipales y figuras emblemáticas son los invitados obligados por los aspirantes a un cargo de elección popular, considerando que esto “viste” sus campañas, pero en ocasiones prevalece lo que declaran o dicen en un mitin al tener más importancia los comentarios estridentes o corrosivos, que seguramente ocupan los encabezados de los medios de comunicación pero no son suficientes para crear conciencia en el electorado.

Aunque sea pedir demasiado ojalá prevalezca la cordura y que los ciudadanos sepan diferenciar entre lo que tienen como sociedad y aquello que sólo busca sacar a flote lo nocivo, que sería el mejor aporte para las campañas.

OPTIMIZAR UNA META

Una de las mayores desgracias que hay es la desaparición de personas, lo cual se debe a diversos factores, pero cualquiera que sea el motivo lo que quiere saber el familiar o conocido es dónde se encuentra, con quién y si está bien, que al paso de las horas, de los días y las semanas sin tener noticias se convierte en una angustia permanente que afecta emocionalmente a todos los que esperan su regreso.

Es un asunto que ha tomado un cariz trágico a nivel nacional, por lo que miles de familias han presentado la denuncia correspondiente y en este sentido el senador Miguel Romo Medina presentó al pleno del Senado una iniciativa, que de ser aprobada se establecerán mecanismos de coordinación a fin de que los tres órdenes de gobierno atiendan de manera inmediata los casos de mujeres y niñas desaparecidas, a lo que podría agregarse de los hombres que están en las mismas circunstancias.

Lo que propone el legislador es modificar la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, para que los gobiernos federal, estatal y municipal tengan como función básica salvaguardar la dignidad, la libertad, la integración física y la vida de las mujeres.

A lo anterior se añadiría la obligación de los tres órdenes de gobierno de atender con rapidez toda denuncia que se presente y no salir con que las investigaciones se inician hasta que pasen 48 o 72 horas, que según las autoridades es el tiempo para que la persona regrese con los suyos. Si alguien tiene por costumbre estar a cierta hora en el hogar, en el trabajo o cualquier otro lugar y después de un lapso razonable no llega, lo normal es iniciar la búsqueda a la que deben sumarse de inmediato los representantes de la ley.

Posiblemente por alguna razón no avisó que llegaría más tarde y se le localice sin mayor problema, pero es preferible accionar todo lo que esté al alcance hasta encontrarlo a que por cuestiones burocráticas sufra un daño que puede ser irreparable, por ello la importancia de incluir en la ley la obligatoriedad de iniciar la búsqueda desde el preciso momento que se presente la denuncia de persona desaparecida.

RESULTADOS HISTÓRICOS

La presidencia municipal de Aguascalientes es uno los platillos más apetecidos en todos los procesos electorales, en virtud que su titular gobierna casi al 80% de la población total del estado, lo que provoca una competencia muy intensa en los partidos para hacerse de la candidatura.

Quienes hoy están en la palestra deben sentir la obligación de superar lo alcanzado por las últimas ocho elecciones, en que hubo ganadores que obtuvieron el máximo histórico, como Luis Armando Reynoso Femat, del PAN, que en 1998 obtuvo 173,606 votos, hasta el que recibió la menor cantidad de votos, que fue Francisco Gabriel Arellano Espinosa en 2007, con 69,266, del Partido Revolucionario Institucional.

Reynoso Femat superó ampliamente al primer alcalde panista Alfredo Martín Reyes Velázquez, quien en 1995 registró 125,096 votos, dejando la vara muy alta para quienes pretenden ser el titular del Ayuntamiento a partir del uno de enero, trátese del partido que sea y teniendo en cuenta que el padrón electoral que había hace 16 años era muy inferior al actual, por lo que se esperaría que no sólo igualen sino que superen lo hecho por quien más tarde sería gobernador, que por cierto también tiene el techo histórico en la elección correspondiente.

En efecto, en 2004 logró 190,644 votos por 183,106 de Felipe González, primer gobernador de extracción panista, de manera que en los dos principales cargos el ingeniero Reynoso consiguió el mayor apoyo ciudadano, a la vez que fue un factor decisivo para que en ese mismo 2004, Acción Nacional tuviera por primera y única vez 18 diputados, esto es, mayoría absoluta, ventaja que de haber sido aprovechada pudo haber cambiado el rumbo del estado.

Son datos que pueden ser tomados en cuenta por los abanderados que están en busca del triunfo en las elecciones que tendrán lugar el 5 de junio, que merecerán quienes tengan la capacidad de convencer al electorado, mismo que quiere escuchar un plan de trabajo acorde con la realidad, que se ajuste a los ingresos y egresos oficiales, por lo que en cada uno está construir una estancia adecuada para todos los aguascalentenses.