La edad de las ilusiones llegó a la vida de Emily Jacqueline Martínez Flores y con ello se convirtió en una hermosa quinceañera.
Para dar gracias a Dios por este importante momento de su existencia, fue que acudió al templo de Cristo Rey para, acompañada de sus papás Ernesto Martínez González y Juana Judith Flores Baltasar, ser partícipe de la sagrada eucaristía.
María Guadalupe Baltazar Ponce y Víctor Manuel Cardona, como padrinos de la festejada, también elevaron sus plegarias a favor de la bella señorita que recién se estrena en la etapa de la juventud.
El sacerdote que la recibió a las puertas de la iglesia, le dio una cálida bienvenida a la casa del Padre Divino y la felicitó por esta fecha tan memorable en la que hace la transición de niña a mujer y con ello, le dijo, asume una gran responsabilidad de corresponder como hija de Dios a los valores que de pequeña han sido depositados en ella desde su bautizo.
La ceremonia concluyó con el aplauso de los presentes y para continuar festejando a Emily Jacqueline, se preparó una fiesta en su honor en un salón al oriente de la ciudad, en el que se dieron cita sus invitados especiales y pasar una velada agradable.