El operador de un tráiler estuvo a punto de provocar una tragedia, ya que al no medir su distancia impactó por alcance un automóvil Nissan Sentra, lo que provocó que la conductora perdiera el control del volante y cayera a un desnivel ubicado en el camellón central de la carretera federal 45 Norte.
En el coche Nissan Sentra viajaban dos niños de 10 años y 2 años, respectivamente.
A pesar de lo aparatoso del percance, ninguno de los tripulantes del auto resultó lesionado de gravedad.
Este accidente automovilístico se registró el lunes aproximadamente a las 19:00 horas, en la carretera federal 45 Norte, en el kilómetro aproximado 19+800, a la altura del Parque Industrial de San Francisco de los Romo, en los carriles de circulación de sur a norte.
Quien provocó el accidente fue un tráiler marca Kenworth, modelo 2009, color amarillo con negro, de la empresa “TNL Expréss”, con número económico 736 y placas de circulación del SPF, que llevaba un remolque tipo caja seca.
El chofer del tráiler, que tras el percance se dio a la fuga y no fue identificado, se desplazaba a exceso de velocidad por la carretera federal 45 Norte, en dirección de sur a norte.
Al llegar a la altura del Parque Industrial “San Francisco de los Romo”, poco antes de la entrada al municipio de San Francisco de los Romo, el tráiler impactó por alcance un coche Nissan Sentra, modelo 2002, color blanco, con placas de circulación de Aguascalientes, que era conducido por la señora Yolanda Victoria, de 42 años y le acompañaban dos niños, Juan Luis, de 10 años y Victoria Itzel, de 2 años.
Por el impacto, la conductora perdió el control del volante y tras proyectarse hacia su lado izquierdo y chocar contra la barra metálica de protección del camellón central, el coche Nissan Sentra terminó por caer en un desnivel de poco un metro de profundidad.
Al lugar del accidente arribaron minutos después varias patrullas de la Policía Preventiva de San Francisco de los Romo, la ambulancia ECO-337 del ISSEA y personal de Protección Civil Municipal.
Tanto la conductora Yolanda Victoria, como los niños Juan Luis y Victoria Itzel, resultaron solamente con golpes leves y un fuerte susto, por lo que no ameritaron ser trasladados a algún nosocomio.