Eluden el pago de utilidades más del 50% de las empresas

Carlos Gutiérrez Gutiérrez

Más de la mitad de las empresas en Aguascalientes, no pagan las utilidades a sus trabajadores, estimó René Campos Zambrano, presidente de la Asociación Libre de Contadores de Aguascalientes.

Cuestionó el hecho de que una enorme cantidad de empresas han venido operando sin utilidades en los últimos 30 años, y que sin embargo no hayan desaparecido, siguen produciendo, pero para efectos del reparto de utilidades, cada año para estas fechas, pretextan pérdidas para escamotear un derecho que tiene el trabajador.

Cada año es lo mismo, dijo, por un lado, los empresarios ocultan las utilidades que registran las empresas mediante una infinidad de estrategias fiscales, y por el otro, hay un enorme desconocimiento de los trabajadores sobre los derechos que tienen, y muy específicamente sobre el reparto de utilidades.

En este sentido, a los contadores les ha tocado realizar todos los movimientos para que las empresas salgan a declarar en ceros, “pero aquí en México, como el que paga, manda, entonces los contadores y empleados se alinean a lo que dice el patrón y nada más hay que hacer”.

“Si usted es un contador interno, pues realiza lo que le ordena el jefe, si es un despacho externo, quizás le digan al cliente las debilidades de ir a ceros ante Hacienda, sin embargo, ellos pagan, ellos mandan”, sostuvo.

Sobre el reparto de utilidades, destacó además que será el último día de este mes cuando venza el plazo para realizar el pago correspondiente a aquellos empleados que llevan al menos seis meses continuos cotizando en la empresa, correspondientes al ejercicio fiscal 2015, para que les sean entregadas las utilidades.

En esto, dijo, hay empresas que prefieren pagar un bono de utilidades, a liquidar el reparto tal cual marca la ley.

Como ejemplo, puso a Nissan, que lleva toda la vida trabajando en Aguascalientes, pero en ninguno de esos años ha registrado utilidad. ¿Ustedes creen eso? Cuestionó el presidente de los contadores.

Explicó que en el caso de la empresa ensambladora de vehículos, cuando se instaló en Aguascalientes, ellos llegaron con el ánimo de liquidar utilidades.

“Los japoneses, cuando llegaron a Aguascalientes, lo hicieron de una forma correcta, llegaron brindando todas las prestaciones de ley y desde el punto de vista salarial, llegaron con buenos sueldos y disposición a pagar el reparto.

Sin embargo, esos japoneses fueron corrompidos por políticos mexicanos y por líderes sindicales, igualmente corruptos, a tal grado que, desde hace varios años sólo otorgan un famoso bono que por la importancia de la industria, seguramente es una miserable cantidad de dinero, dijo Campos Zambrano.