Conforme se acerca el momento de la verdad los análisis que hacen organismos nacionales dejan en buen lugar las condiciones en que se desarrolla Aguascalientes, que pese a las condiciones en que está el país como reflejo de la situación internacional, destaca sobre otros estados que tienen mayor capacidad e infraestructura.

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón, declaró a El Universal que de los 12 estados que tendrán elecciones para gobernador el 5 de junio muestran en la mayoría un desarrollo menor a la media nacional y un creciente sector informal.

En lo que se refiere al crecimiento económico, explicó, sólo Aguascalientes y Chihuahua progresaron arriba del 4% anual, que es el nivel requerido en virtud de las necesidades de empleo para superar los retos de la pobreza.

Por cuanto hace a la productividad laboral, medida en pesos por hora trabajada, señaló que Aguascalientes y Tamaulipas son los únicos que superan el promedio nacional de 143 pesos. En informalidad, cinco estados rebasan la tasa nacional de 58.8% de trabajadores.

El paso sostenido de la economía local ha permitido enfrentar las condiciones adversas del ambiente mundial, principalmente por la desaceleración de la economía de Estados Unidos y los problemas que enfrentan economías emergentes como Brasil y China, que ha servido para resistir lo que venga con el ajuste de las expectativas de crecimiento para 2016 que anunció la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

De acuerdo a “México ¿cómo vamos?”, Aguascalientes ocupa el tercer lugar en crecimiento económico, con 8.1%, en segundo lugar está Sinaloa con 8.4% y primero Quintana Roo con 9.9%, correspondiendo a las actividades primarias el mayor crecimiento.

El año pasado la economía de Aguascalientes, junto con la de Querétaro y San Luis Potosí, registraron tasas de desarrollo varias veces arriba del promedio nacional. Este resultado se dio porque se ha enfocado a las manufacturas para exportar a Estados Unidos, y a las inversiones efectuadas en infraestructura en los últimos años.

De lo positivo que dejan los procesos electorales es conocer las condiciones en que está cada entidad en esos rubros, fundamentales para la vida colectiva, lo que permitirá determinar cómo las  recibirán los nuevos gobernantes, que en el caso local bastará mantener el ritmo, atraer nuevas inversiones, con mayor tecnología y mejores salarios, para que siga en la ruta del progreso.

VIGILANCIA SIN RIGIDEZ

Las autoridades policíacas se declaran listas para que la jornada electoral del 5 de junio sea tranquila, por lo que se tiene un diseño de seguridad que abarcará los once municipios con la participación de las corporaciones municipales y estatales, y únicamente que ocurra algo excepcional se pedirá el apoyo federal.

El anuncio es normal, algo que se hace en cada proceso, por lo que todo se sujeta a lo que dispone la ley, sólo que es de esperarse que hagan los rondines sin las armas de alto poder que les caracteriza, lo que lejos de ser un motivo de confianza para los ciudadanos, se convierte en un acto intimidatorio, ya que es común observar los movimientos que hacen con ellas en cualquier acto.

Deben tener la capacitación necesaria para actuar sin necesidad de ir embrazados con los fusiles, como lo hace la policía de Londres, que en los disturbios utilizan toletes y no andan en “bolita” sino que están distribuidos estratégicamente para que uno o dos actúen de inmediato y de ser necesario solicitan refuerzos. En las manifestaciones se mezclan entre los reclamantes o permanecen a la orilla de banqueta, siempre atentos, por lo que pocas veces se salen de control las acciones, al mismo tiempo el pueblo puede caminar, corear o gritar sin temor alguno, sabiendo de los límites que cada quien tiene.

En estas condiciones, es de esperarse que el patrullaje se haga de manera discreta, que justamente en eso está un mejor resultado, porque si la convocatoria es que acuda el mayor número de votantes hay que darle la certeza que pueden hacerlo sin temor alguno.

SÓLO SUBDELEGACIÓN

Sea por economizar o que de plano no son relevantes los asuntos que lleva a cabo en diversas entidades, pero el caso es que la representación de la Condusef en Aguascalientes queda como subdelegación, al depender de la delegación de Jalisco.

Aunque la orden se dio desde febrero es hasta ahora que se ventila públicamente y eso porque en Guadalajara se dio a conocer que la delegada estatal, Ana Estela Durán, tendrá a su cargo la propia oficina de Jalisco y las de Nayarit, Colima, Michoacán, Guerrero, Zacatecas y Aguascalientes.

Al convertirse en oficina regional concentrará toda la información que suministre cada entidad y desde ahí dictarán las directrices a que se sujetarán, tanto en materia de quejas como asesoría que tengan los usuarios financieros.

Al bajarle una rayita a lo que fue desde su fundación la representación estatal, se entiende el porqué fue la salida del delegado Juan Carlos Medina Mazoco y que en su lugar quedara el subdelegado Ignacio Villanueva Chávez, que con estos movimientos se mantiene al frente del organismo.

Los asuntos más comunes que reciben son por problemas que tiene la población con instituciones bancarias, principalmente de cobros que no reconoce el acreditado, lo que obliga a la mediación que generalmente surte efecto, pero cuando no se llega a un arreglo entonces se presenta la demanda.

NOCHE DECISIVA

¿Qué puede ocurrir después de que se conozcan los resultados del 5 de junio?, bueno, en el fortín  de cada partido habrá diversos estados de ánimo: Los que consideren que han triunfado habrá muestras de júbilo, de salir a gritar a los cuatro vientos que son los nuevos amos sexenales del estado.

Otros no aceptarán el fracaso pese haber ido descalzos a orar ante el osito confitero; algunos buscarán a quien cargar las culpas, sea en lo interno o externo, y aquellos que tenían pocas posibilidades rumiarán su dolor culpando a los “poderes fácticos” del desenlace.
Esa misma noche o en la madrugada del día 6 cada quien conocerá cómo le fue en las urnas, por lo que debe empezar a planear su futuro. Los seis aspirantes a la gubernatura tienen la mirada puesta en la Casa Aguascalientes, pero si no se logra Lorena Martínez buscará reinsertarse en el servicio público: Nora Ruvalcaba continuará dando clases; Martín Orozco regresará a la Cámara de Senadores; Iván Alejandro Sánchez Nájera asumirá la diputación “plurinominal”; Jaime del Conde tendrá tiempo de escoger por cuál partido competirá en 2018 y Francisco Gabriel Arellano buscará tomar clases de equitación.

De los seis el único que tiene la certeza de su futuro político es el perredista Iván Alejandro Sánchez, que de aspirar a gobernador podría conformarse con ser uno más de los 27 diputados, pero esto le permitirá pugnar porque en los tres años de la encomienda se haga realidad las propuestas que presenta, principalmente que los estudiantes viajen gratis en los autobuses urbanos, lo que en teoría es posible sólo que al ser un servicio que proporcionan empresarios del ramo tendrían que ser recompensados por la administración estatal, por lo que a final de cuentas el pueblo en general pagará las “pasadas”, a través de los impuestos.

En cuanto a Martín Orozco, quien jura que en su horizonte no está el regreso al Senado, no tendrá otra opción en caso de no ganar. Es la única vía que lo mantendría vigente para volver a intentarlo en 2022, que recuerde que el que sale del juego difícilmente lo dejan volver.