Con un podio más, así fue como cerró su participación en Aguascalientes Elliot Van Rankin, piloto del auto #8 Volaris-genoVive, el cual estuvo cerca de llevarse la victoria y que al final se tuvo que conformar con el segundo puesto.
El piloto originario de la Ciudad de México hizo un gran trabajo desde la arrancada en el Óvalo Aguascalientes, largando la competencia desde la pole position, puesto obtenido en la sesión de calificación por lo cual las expectativas eran grandes en la pista.
“Estoy emocionado, pero a la vez molesto ya que debimos de haber logrado el triunfo. Es una lástima lo sucedido, pero al final buscamos hasta el último momento la bandera a cuadros. Doy gracias a todo el equipo por su trabajo y ni hablar, a pensar en la que viene para ahora sí lograr el primer lugar”, explicó Elliot.
Durante toda la carrera, Elliot controló a sus rivales en cada vuelta, pero un pequeño error le costó el liderato de la misma cuando restaba ya poco para ver la meta luego de 93 vueltas completas.
Prueba de su buen trabajo fue haber logrado en el giro 85 su mejor vuelta con un crono de 24 segundos, 563 milésimas al volante del auto #8 Volaris.
“Hicimos un gran esfuerzo, lamentablemente no alcanzó, pero eso no nos hace bajar los brazos. Desde luego el resultado que queríamos era el triunfo. Ahora tenemos que seguir trabajando para corregir lo que no se debió de haber hecho y buscar nuevamente la victoria”, comentó el piloto del Alpha Racing.