El Partido Movimiento Ciudadano en Aguascalientes emprendió una reestructura interna integral para renovarse o morir, lo que le exige identificar a cada uno de los “fantasmas” que deambulan todavía, aquellas personas que cobran sin trabajar, pero que simulan con excelencia, e identificar a los verdaderos y leales militantes y simpatizantes.
Al informar lo anterior, el dirigente de Movimiento Ciudadano, Raúl Martínez Delgadillo, detalló que a un mes del arranque de esta reestructuración se han identificado a cien personas que eran simpatizantes y que ya no se les puede localizar en sus domicilios o sencillamente no existen.
También dijo que las 35 personas que trabajan directamente para este Instituto Político serán removidas prácticamente todas y se contratará personal nuevo, porque la instrucción nacional es eliminar vicios y simulaciones, a fin de demostrar a la ciudadanía que el partido naranja es digno de confianza acorde con su plataforma política.
De los 18 mil registros de militantes y simpatizantes de Movimiento Ciudadano en la entidad, dijo que han emprendido la tarea de buscarlos y contactarlos uno por uno, con la finalidad de dejar un partido con estructura.
Tras reconocer que su nombramiento como dirigente de Movimiento Ciudadano en Aguascalientes existe hasta el próximo mes de diciembre, Martínez Delgadillo mencionó que todavía falta si le ratifican el cargo de responsabilidad o nombran otra persona, cuya decisión depende de la Comisión Operativa Nacional y del Consejo Político Nacional.
Agregó que la reestructuración ha permitido encontrar que aquello que se tenía, ya no está, razón por la cual se investiga lo que sí existe, pero lamentablemente se han encontrado a “muchos fantasmas”, es decir gente que no existe.
En entrevista con el Heraldo, dijo que de las visitas realizadas hasta ahora casa por casa de sus militantes y simpatizantes, alrededor de 100 simpatizantes no han sido encontrados ya sea porque se cambiaron de casa o sencillamente no existen, pero este proceso terminará hasta el próximo mes de diciembre de 2016.
A los militantes se les preguntará si quieren o no continuar con este partido político, a fin de limpiar y poder determinar con quien se cuenta y marcar las estrategias de cara a las siguientes elecciones y conseguir la acreditación en el estado de Aguascalientes.
La llegada de esas 18 mil personas se originó por diversos factores, muchos provenían de otros partidos políticos, porque comulgaban con la plataforma de Movimiento Ciudadano o bien se les fueron a buscar. Pero ahora el interés es saber quien verdaderamente se suma por voluntad y convicción a este órgano, ya que a partir de enero de 2017 no habrá prerrogativas para este partido en Aguascalientes.
Esto implicará que no habrá dinero para pagar sueldos y aquellas personas que quieran colaborar con Movimiento Ciudadano tendrán que hacerlo de manera voluntaria y honorífica.
Por último, señaló que el partido se quitará todos los vicios que viene arrastrando desde su fundación, centrados en mucha gente que sólo simulaba pero que cobraba, y se pondrán personas que realmente quieran trabajar y aportar a esta causa, a favor de la ciudadanía y que se recupere la acreditación en la siguiente elección.