Los empresarios y los sindicatos, tienen el reto compartido de establecer mecanismos que incidan en una mayor productividad y mayores ingresos para la clase trabajadora, así lo expresaron, líderes empresariales y sindicales, en el marco de la sesión mensual de la Comisión Laboral de Coparmex.
Al respecto, Francisco Ruiz López, dirigente del sindicato patronal sostuvo que las empresas están dispuestas a hacer su mejor esfuerzo en el tema salarial, pero dependerá en gran medida de que en los hechos, logren generar una mayor riqueza para que pueda ser distribuida, mediante acuerdos con los propios trabajadores.
Antes de repartir mejores salarios, tenemos que incrementar la productividad, se tiene que mejorar los niveles en la producción y en las utilidades, de otra forma será imposible aumentar remuneraciones.
Por su parte, Alfredo González y Jesús Ramírez, dirigentes de la Federación de Trabajadores de Aguascalientes (FTA) y de la CROM, respectivamente, coincidieron en que, la postura de las organizaciones obreras es la de respaldar a las empresas para lograr mayores niveles de productividad que las ponga en posibilidades reales de mejorar los ingresos; “ya quedaron atrás los aumentos por decreto, porque sabemos que mientras haya productividad, habrá la posibilidad de obtener mejores salarios”.
González González dijo que la generación de empleo en el estado ha sido histórica, dado que ha habido un “boom” en la creación de nuevas fuentes de trabajo y que las expectativas son de cerrar el sexenio arriba de 85 mil nuevas fuentes de trabajo, sin embargo, consideró necesario revisar el tema de las remuneraciones, dado que sigue siendo una asignatura pendiente para empresas y trabajadores.
Jesús Ramírez, quien también participó en la sesión mensual de la Comisión Labora, consideró conveniente no perder de vista que los tiempos en los que se aumentaban los sueldos por decreto, ya pasaron: “Esos tiempos, por fortuna, ya no volverán”, dijo, al referirse al reto que sindicatos y empresas tienen para mejorar el ingreso de la clase trabajadora.
Por su parte, Alberto Aldape Barrios, director del Centro de Investigación para el Desarrollo Empresarial, a nombre de la Coparmex, indicó si se habla de aumentar los salarios sólo por decreto, lo único que se va a generar es a disparar la inflación, algo que a nadie conviene, por tanto, más allá de aumentar los salarios a través de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos, se requiere que se sienten a la mesa empresarios y trabajadores, y establezcan acuerdos particulares de incremento en las percepciones con base en la productividad.
Esos acuerdos deberán ser empresa por empresa, sindicato por sindicato, para que cada cual, de acuerdo a sus posibilidades reales, puedan establecer mecanismos que mejoren los ingresos de los trabajadores.
En la medida en que los trabajadores tengan más ingresos, estarán en condiciones de fortalecer el mercado interno y con ello, fortalecer la planta productiva, destacó.
Finalmente, el coordinador de la Comisión Labora, Juventino Romero de la Torre, puntualizó que para hablar de productividad de las empresas, es necesario que los trabajadores dispongan de un esquema de salud y de seguridad social digno. En ese sentido dijo que el sector salud, en general, mantiene un importante rezago en su crecimiento de infraestructura que no ha ido a la par con el crecimiento de la economía y de la plantilla laboral.
Dijo que en los últimos 5 años, se han generado más de 70 mil nuevos empleos, eso quiere decir que hay cuando menos 280 mil nuevos derecho-habientes que no están recibiendo una adecuada atención de salud, porque ni el IMSS, ISSSTE o el propio hospital Hidalgo, han crecido lo suficiente para atender dignamente la demanda que se ha gestado en los últimos años.
“Sabemos que la ampliación de esta infraestructura está en marcha y eso lo debemos reconocer”, sin embargo, al día de hoy la demanda supera la oferta.