David Loji
Agencia Reforma

La familia de autos ecológicos de Chevrolet aumenta su número de integrantes con el nuevo Bolt EV eléctrico.
Eleva el nivel de su segmento de mercado al ofrecer una autonomía de hasta 383 kilómetros. Esto reducirá al mínimo la llamada “Ansiedad de Rango”, que es el temor de quedarse sin carga.
La generosa autonomía del Bolt EV se debe a que su paquete de baterías de litio-ion tiene una enorme capacidad de 60 kWh. Están montadas debajo del piso y abarcan prácticamente todo el vehículo; pesan aproximadamente 431 kilogramos.
Las unidades que se vendan en México de serie incluirán dos cargadores, uno de 120 volts ubicado en la cajuela del auto, y uno de 240 volts que el cliente podrá instalar en la cochera de su casa u oficina.
Con el cargador de 120 volts se necesitan 18 horas para cargar la batería, mientras que con el de 240 el tiempo se reduce a 9 horas.
Una estación de recarga rápida de 50 kw en 30 minutos permite recobrar suficiente electricidad para una distancia de aproximadamente 144 kilómetros.
El motor eléctrico tiene una potencia equivalente a 200 hp y un torque de 266 libras-pie; acelera de 0 a 100 km/h en 6.9 segundos.
Mediante una palanca en la parte izquierda del volante se puede activar el sistema “Regen on Demand” que permite activar la regeneración de la batería a un nivel elevado.
La transmisión tiene un selector electrónico, que incluye la posición “L” que activa la regeneración al máximo nivel.
La experiencia de manejo es muy cómoda, la suspensión está diseñada para una marcha suave, pero controlada. Su funcionamiento totalmente silencioso y sin vibraciones es muy atractivo. En aceleración a fondo, a pesar del control de tracción y estabilidad las llantas patinan.
Un atractivo del Bolt EV es su buena conectividad, que además de CarPlay de Apple y Android Auto tendrá WiFi 4G LTE como parte del sistema de telemática OnStar.
Se puede usar como “hotspot” y ofrece navegación de alta velocidad para hasta siete dispositivos.