Lo que se visualizaba como una probabilidad se materializó con la demanda del PAN y el PRI ante las autoridades judiciales, para que sean éstas las que definan quién ganó en los tres distritos, por lo que aun cuando ya se entregaron constancias de triunfo, todavía no está dicha la última palabra de las elecciones que tuvieron lugar el 7 de junio pasado.

La Sala Regional de Monterrey del Tribunal Electoral del Poder Judicial Federal (TEPJF) se encargará de resolver si hubo transgresiones a la ley, y de ser así, qué tanto repercutieron en el resultado, lo que se conocerá en cuestión de días o semanas, plazo que en ningún caso rebasará el 31 de agosto.

Mientras se llega la fecha, los diputados federales electos Gregorio Zamarripa Delgado (PRI), Arlette Muñoz (PAN) y Jorge López (PAN), por los distritos 01, 02 y 03 respectivamente, ya articulan una agenda local de trabajo que luego empatarán con la propuesta nacional de sus respectivas bancadas, confiados en que el Trife avale el producto que dieran a conocer los consejos distritales y que quedó confirmado con el recuento de votos en donde se solicitó.

El vocal ejecutivo del Consejo Local del Instituto Nacional Electoral, Ignacio Ruelas Olvera, dio a conocer el día 16 que el PAN impugnó el 01 y el PRI el 02 y 03, algo atípico que toda una elección sea objetada. El término para hacerlo se venció un día antes, entregando cada partido los expedientes respectivos en que sustentan su interés para que sea en la mesa donde se dirima la veracidad de sus inconformidades.

Más allá de quien tenga la razón, se observa una actitud tercermundista de las dirigencias, de buscar cualquier pretexto para astillar el triunfo del adversario y el propósito de alargar un proceso, disfrazándolo de un reclamo justo.

Aunque sea una perogrullada, quien crea que se afecta sus intereses está en su derecho de exigir justicia, pero en este caso la impresión que dan es el clásico “toma y daca”, como una manera de mostrar fortaleza. Nada más alejado de la verdad, porque aun en la derrota hay que mantenerse ecuánime y es algo que no se les da al panista Paulo Martínez ni el priista Francisco Guel Saldívar.

Quien ha estado en cuestiones electorales conoce cuáles son los procedimientos que se siguen al cierre de las casillas, entre ellos está la entrega de una copia legible del acta final que contendrá el resultado del cómputo, los incidentes que ocurrieron durante la jornada y las objeciones que hubiesen manifestado cualquiera de los representantes de partido, además, éstos pueden firmar el acta bajo protesta y hacerlo en el mismo escrito.

La copia de dicha acta la entregan en sus partidos y una vez concluida la elección cada partido puede hacer la suma total de los votos emitidos, por lo que en la misma noche de la elección o durante la madrugada tendrán pleno conocimiento del resultado y en este caso, qué distritos ganaron o perdieron, remitiéndose al área jurídica los incidentes que pudieran ser motivo de una protesta, sea a favor o en contra, para que preparen la respuesta.

Por lo que se ha mencionado en los últimos días, se tiene la impresión de que los elementos que aportan una y otra parte son endebles y que sólo buscan una justificación para salir lo mejor librados ante los militantes, luego de que los dos líderes juraron que ganarían los tres distritos.

Todo queda en poder de la Sala Regional de Monterrey, que se encargará de ratificar o modificar el escrutinio, aunque a estas alturas los ciudadanos que votaron ya le dieron vuelta a la página y sólo en los mandos partidistas es en donde hacen alharaca para afianzar su presencia.

EXCITACIÓN MAGISTERIAL

Por alguna razón, las autoridades locales han desdeñado la amarga experiencia que viven otras entidades, al dejar que crezcan los problemas que enfrentan profesores en servicio y jubilados, que ante la falta de respuesta obligaron al dirigente seccional, Mario Armando Valdez Herrera, a encabezar las demandas.

El propio secretario general reconoce que hay asuntos que tienen su origen en 2012, como es el caso de los adeudos que presenta el Instituto de Educación de Aguascalientes (IEA) a las subcuentas de ahorro para el retiro y el fondo de vivienda que afecta a la totalidad de los 18 mil trabajadores en activo.

Se cuestiona al IEA el porqué esas aportaciones no aparecen en los recibos de pago y en los resúmenes de saldo, aun cuando en el Instituto aseguran que sí se canaliza el recurso, lo cual obliga a solicitar la intervención del gobernador del estado para que disponga lo necesario.

Aunque Valdez Herrera diga que el SNTE está dispuesto a agotar el diálogo, sus compañeros consideran que cuatro años es más que suficiente para tener una respuesta, por lo tanto, demandan que sea más riguroso en la solución.

Según el director general del IEA, Francisco Javier Chávez Rangel, no hay ningún adeudo con los maestros jubilados y pensionados e incluso, dijo, una vez que pasan a retiro dependen solamente del ISSSTE, por lo que los 20 millones de pesos que reclaman no es tema de la dependencia bajo su cargo. Explicó que los bonos que demandan por concepto del FORTE, SAR y Fovissste se pagan a nivel central, a través de la Secretaría de Educación Pública (SEP), a partir de que dicha dependencia absorbió la nómina magisterial.

Ante la postura de Chávez Rangel, los jubilados y pensionados le recuerdan que la nómina magisterial centralizada se paga a partir del uno de enero del presente año, por consiguiente, quienes estaban en servicio en 2012, 2013 y 2014 dependían directamente del IEA y es quien debe atender su reclamo, adelantando que de ser necesario llevarán la demanda ante los tribunales e incluso hasta la Suprema Corte de Justicia, ya que consideran que les asiste la razón.

Es sintomático que la presión obligó a entrarle a Mario Armando Valdez, pronunciándose por acciones de protesta y llegar hasta un paro de labores, por lo cual, antes de que se llegue a esos extremos es preferible que se encuentre una solución, pero que no a base de amenazas y de levantar actas como es práctica común en el IEA, sino de darle una salida que desactive el descontento. No hay que olvidar que ya está en marcha la sucesión y cualquier asunto por simple que parezca se toma como bandera política, máxime que los maestros de otras partes del país reciben la atención que merecen cuando luchan por un beneficio colectivo.

AVISTAN PALACIO MENOR

Con o sin su consentimiento se deslizan nombres para la candidatura del PRI a la presidencia municipal de Aguascalientes y en una primera lista están Mario Antonio Guevara Palomino, Enrique Alejandro Rangel Jiménez, Tagosam Salazar Imamura y Francisco Javier Chávez Rangel.

Lo anterior es en respuesta a los “destapes” de Lorena Martínez Rodríguez y Miguel Romo Medina, que aspiran a la gubernatura, que sin fingimiento alguno han dado un paso al frente en espera de que los miembros de su partido los tengan en cuenta a la hora de elegir a quien los represente.

En el periódico en línea Metropolitano, su directora, Lizeth López Velarde Ramírez, asegura que los cuatro interesados en la alcaldía están listos para entrar a la competencia, confiados que en su hoja de servicios partidista y su trayectoria política les permita estar en las elecciones de 2016.

Guevara Palomino es delegado regional del Infonavit, Rangel Jiménez es subsecretario de asuntos jurídicos del gobierno estatal y Salazar Imamura trabaja en la Secretaría de Turismo Estatal; los tres han sido diputados locales y con presencia en el Revolucionario Institucional, en tanto Chávez Rangel es el director del Instituto de Educación, que fue candidato derrotado en 2013 para la presidencia municipal de la capital.

Son los primeros que se mencionan para el segundo cargo más importante del estado, por lo tanto se espera que en el curso de los meses aparezcan otros y finalmente, entre enero y febrero se tenga al o la que vaya a ser el portaestandarte del priismo.

NO HAY MARCHA ATRÁS

Las reformas impulsadas por la actual administración enfrentan resistencias, pero se tiene el empeño de concretarlas, subrayó el presidente Enrique Peña Nieto, al reiterar que el país demostró que vive en democracia y es la que dicta lo que debe hacerse en bien del país, por lo tanto seguirá adelante el proceso de cambios estructurales.

“En México hemos podido concretar en democracia importantes reformas estructurales para elevar la productividad y competitividad de nuestra nación. No hemos estado exentos de enfrentar resistencias, pero estamos determinados a concretar esas reformas estructurales que nos permitan asegurar prosperidad, bienestar y sobre todo, crecimiento económico para nuestra nación”, afirmó.

Durante el Foro de Negocios México-Italia, en su gira de trabajo a Italia, el mandatario subrayó sobre las reformas Energética, Financiera y en Telecomunicaciones; de la Energética dijo que “rompe con un paradigma de nuestro país, en un modelo seguido por más de 60 años, y que ahora, dejando al Estado la propiedad de los hidrocarburos, permite y facilita la inversión privada, precisamente para acompañar este esfuerzo que asegure soberanía energética y la generación de energías más limpias y sobre todo, mayor producción energética”.

Para el país, apuntó, la Reforma Educativa es la más relevante, de mayor calado y de largo plazo, al garantizar a las nuevas generaciones mayor competencia, preparación y aptitudes; “esto es lo que hemos hecho en México, impulsar una reforma educativa que está orientada particularmente a elevar la calidad de la educación”.

Reiteró que es parte de una agenda transformadora que se ha dado en democracia, con la participación de todas las fuerzas políticas, y el reto ahora es que la sociedad participe en la implementación de las reformas.

De igual manera, en la Conferencia Anual de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Peña Nieto aseguró que la actual generación puede y debe acabar con el flagelo del hambre en el mundo.

En esta labor, México ha logrado avances importantes en la reducción de la pobreza y de la desnutrición gracias a programas como Prospera y la Cruzada Nacional contra el Hambre, los que detalló como una estrategia transversal de inclusión y bienestar social que opera en todo el país, para asegurar el derecho a la alimentación de quienes viven en condiciones precarias.

Dijo estar convencido de que sí es posible reducir la pobreza extrema y la desnutrición de manera acelerada, sustancial y sostenida. “Para lograrlo, es imprescindible que haya voluntad política, una clara identificación de la población objetivo, así como una estrategia integral que sume recursos y acciones en su favor”, precisó.

Ante los miembros de la FAO narró que 4.3 millones de mexicanos reciben apoyo de al menos uno de los programas de la Cruzada, que opera ya 4,300 comedores comunitarios que atienden a 430 mil personas y que 730 mil familias cuentan con una tarjeta que les permite adquirir productos básicos a precios preferenciales. Para el gobierno mexicano el primer paso fue reconocer que hay un problema y asumir el compromiso político de hacerle frente y “eso es lo que hemos hecho”, reiteró.

En su intervención se refirió al impulso de la iniciativa Mesoamérica sin Hambre, que arrancó en mayo de 2014 con una bolsa de tres millones de dólares, aportados por el gobierno mexicano y la FAO, que alcanzará los 15 millones de dólares en los próximos cinco años. En esta acción participan Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Panamá, y en el segundo semestre de 2015 se incorporarán Belice, Colombia, Costa Rica y República Dominicana.

Se incluyen acciones de cooperación delineados por los países miembros para trabajar en la lucha contra el hambre, reducir la desigualdad y aumentar los estándares de vida en los países involucrados, compromisos que deben cumplirse en 2025.

En la República Mexicana, además de la Cruzada contra el Hambre, se promueve una transformación del campo centrada en los pequeños productores y la agricultura familiar, facilitando su inserción en mercados locales y regionales. El presidente Peña dijo que uno de cada cinco mexicanos vive en el campo y para reducir la pobreza rural se debe lograr que su actividad sea más rentable, que tengan acceso “a insumos básicos, como el crédito, el riego y la tecnificación”, lo que permitirá hacer del campo una actividad más productiva y, al mismo tiempo, fortalecer la seguridad alimentaria del país. En 2014, resaltó, las actividades primarias en México crecieron 3.2%.

Finalmente, al imponer al politólogo Giovanni Sartori la condecoración del Águila Azteca, Peña Nieto acentuó que México ha pasado de un sistema hegemónico a una democracia plural y competitiva que se mostró en los comicios pasados.

APIÑAMIENTO

Aún no termina el tercer año de su administración y ya el presidente Enrique Peña tiene tras de sí a los que quieren entrar en su lugar en 2018, lo que demuestra que a los políticos mexicanos se les queman las habas por hacerse de la candidatura.

Al frente del pelotón va el morenista Andrés Manuel López Obrador, con una antigüedad cercana a los 12 años de estar a la caza de ese cargo, y hace unos días Margarita Zavala, de Acción Nacional, anunció que iría por el cargo que por un sexenio detentó su esposo Felipe Calderón; más tarde hizo lo propio el “sin partido” Miguel Ángel Mancera, que está al frente del gobierno del Distrito Federal con el apoyo del perredismo y se espera el pronunciamiento de Marcelo Ebrard, que iría como abanderado ciudadano o “independiente”, más los que se agreguen conforme avance el tiempo, como sería Gustavo Madero, aun cuando rechace tener este propósito.

La tradición mexicana de ser respetuosos con el que está en el poder se terminó a partir que López Obrador se ha ido por la libre, lo que esta vez obligó a los demás a abrir sus aspiraciones, que para unos analistas es positivo al permitir examinar personajes, trayectorias, procedencias y conocer sus propósitos, pero otros consideran que se corre el riesgo de erosionar la política y generar tensión social con pronunciamientos para estar en la opinión pública.

Mancera se había negado a aceptar su interés en la candidatura presidencial por considerar que no era el momento, pero una vez que los demás exhibieron sus intenciones, no le quedó otra opción que entrarle al juego de la perinola, que así como da todo también quita todo. El más feliz es el presidente del PRD, Carlos Navarrete, que le quita sofocación y los reflectores, tras lo mal que le fue en los comicios del 7 de junio pasado, además de que tiene un abanderado con posibilidades de hacerse de Los Pinos.

Margarita Zavala primero quiso ser diputada federal y se molestó cuando el grupo del presidente del PAN, Gustavo Madero, bloqueó su propósito, luego se pronunció por el liderazgo del partido y finalmente, a ocho meses que pretendió llegar al Congreso de la Unión, se quitó el capuchón y en un video dirigido a sus compañeros panistas dio a conocer que estaba lista para 2018.

Los motivos para adelantar las manecillas del reloj los expresó en una entrevista con El Universal: “La jornada electoral dejó un mensaje: hay que voltear a ver a la ciudadanía y yo lo que quería era ser clara. En México debe haber prudencia pero no doble lenguaje, sobre todo en términos políticos; parte del éxito de las candidaturas independientes fue la claridad con la que se presentaron y eso es un mensaje para todos los políticos y para todos los que creemos que este país se transforma a través de la política”.

Algunos leyeron entre líneas que irá por ambos carriles, esto es, por la candidatura panista y la independiente; sin embargo, el apoyo sólo provino de sus correligionarios, que extendieron su aval para que sea la abanderada, aunque otros creen que es demasiado temprano y que hay figuras que podrían competir internamente, como el gobernador poblano Rafael Moreno Valle, que tiene varios meses de trabajar esa posibilidad.

Lo único cierto es que como en Los Maderos de San Juan todos “piden pan y no les dan, piden queso y les dan un hueso…”, y eso es ni más ni menos lo que quieren dentro de tres años.

RELEVO EN EL PAN

La Comisión Permanente del Partido Acción Nacional aprobó que el 27 y 28 de junio, su presidente, Gustavo Madero, convoque a Consejo Nacional para integrar la Comisión Organizadora que emitirá la convocatoria para la renovación de la dirigencia, y a propuesta de Madero se fijó como fecha tentativa el 16 de agosto para que tenga lugar la elección, lo que debe ser avalado por la citada comisión.

De manera simultánea, el actual coordinador de los diputados federales panistas, Ricardo Anaya, se destapó mediante un video (tal como lo hizo Margarita Zavala), a un cargo que ya tuvo por unos meses, cuando Madero pidió licencia para ir tras la candidatura a diputado de representación proporcional y que obtuvo, por lo que está enfilado para ser el pastor del grupo en la próxima legislatura, lo que en términos claros es un enroque disfrazado.

La “cargada” a favor de Anaya no se hizo esperar, al expresar su apoyo gobernadores titulares y electos y una parte de legisladores de ambas cámaras en el Congreso de la Unión, por lo que salvo que surja alguien que quiera competir para darle el barniz de una competencia democrática, el queretano sería el próximo líder.

MAREJADA EN EL PRI

Por más que se resiste César Camacho Quiroz a fijar la fecha para dejar la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, crece el golpeteo en la puerta de su oficina, por lo que en cualquier momento llegará el anuncio de la convocatoria.

Tiene encima la exigencia por dos razones: termina el encargo en agosto próximo y el uno de septiembre rendirá protesta como diputado federal y con un alto porcentaje de ser el coordinador del Grupo Parlamentario, por lo que los interesados en sustituirlo buscan que a la mayor brevedad se haga el cambio.

Para sucederlo está más que puesto Manlio Fabio Beltrones, actual líder de los diputados tricolores, que sin tapujos declaró: “Para mí sería un enorme privilegio poder ser considerado para ser presidente del PRI. ¿Para qué les digo que no, si sí?”, que de lograrlo sería una situación similar a la que se encaminan los panistas.

Aunque no está fácil el trayecto porque ya salió un competidor en el gobernador de Chihuahua, César Duarte, que desde el 12 de junio ha encontrado el apoyo necesario de un grupo de gobernadores, que según las versiones incluyen a Eruviel Ávila, del Estado de México, y Rubén Moreira, de Coahuila.

Beltrones tiene a su favor haber llevado a buen puerto la aprobación de las once reformas estructurales que envió el presidente Peña Nieto a la Cámara de Diputados y en el reciente proceso electoral fue un factor determinante para el triunfo en Sonora de la candidata al gobierno del estado, Claudia Pavlovich, que venció al PAN que sólo duró seis años en el palacio mayor.

Por su parte, los méritos de Duarte están en la cercanía con el círculo de Peña Nieto y esto puede convertirse en un factor concluyente a la hora de tomar la decisión, aunque hacerlo obligaría a nombrar a un gobernador sustituto en Chihuahua con todo lo que esto genera.

En cuestión de semanas se sabrá quién ocupa el puesto que es de los más codiciados y al mismo tiempo el más difícil, ya que debe encabezar la sucesión presidencial y resolver las elecciones locales y federales que tengan lugar entre 2015 y 2019.