Juan Carlos Rodríguez García, titular de la Secretaría de Gestión Urbanística y Ordenamiento Territorial (SEGUOT), indicó que con el propósito de evitar que el transporte público se convierta en una arena para la discusión político-electoral, no se dará permiso para la colocación de propaganda con expresiones partidistas; agregó que las demandas de los transportistas se deben resolver desde la administración.
Refirió que la anterior disposición está asentada en el Código Urbano, información que ya se compartió con los líderes y representantes de las agrupaciones de transportistas, haciéndoles saber que no se autorizará la colocación de publicidad, lo anterior, en exclusiva con lo referente a campañas de tipo electoral.
Rodríguez García reconoció que a pesar de lo anterior, se ha estado detectando la presencia de calcomanías en algunos taxis, esto durante los operativos que han estado realizando inspectores de la dependencia, ante lo cual, se procede a requerir a los choferes para que retiren dicha publicidad de los vehículos de alquiler.
Subrayó que la disposición aplica para camiones urbanos, combis y taxis; de momento sólo se tienen contemplados apercibimientos verbales a quienes incumplan con la normativa, pero podrían imponerse multas en caso de que haya desacato o reincidencia en la infracción.
Por último, el titular de la SEGUOT informó que el presente año no se han recibido solicitudes para la colocación de propaganda política en las unidades, sin embargo, en los pasados comicios sí se recibieron solicitudes de concesionarios para que pudieran colocar publicidad alusiva, mismas que fueron rechazadas, ya que se podría prestar a polarizaciones, cuando el transporte debe ser un servicio en beneficio de la ciudadanía en general.