El subdelegado de la Condusef, Ignacio Villanueva Chávez, informó que la portabilidad de nómina gratuita es un derecho que tiene el trabajador para elegir el banco o institución financiera en la que recibirá su salario, independientemente de que el patrón haya escogido una entidad financiera para depositar los dineros.

Señaló que nadie puede obligar a un empleado a estar con determinada institución financiera, antes de solicitar la portabilidad de nómina hay que observar las razones como si hay otro banco más cerca de casa o del lugar de trabajo, si les gustan los servicios de otra institución o si consideran que otros bancos ofrecen servicios más competitivos.

Antes de cambiar de banco, recomendó que el trabajador o el usuario financiero debe cerciorarse de no tener adeudos, pagos pendientes o domiciliados, esto para que no le apliquen cobros a la cuenta donde le pagan la nómina y desde donde se hace el traslado a la cuenta de su preferencia.

Si lo anterior no se hace, es probable que llegue la nómina incompleta puesto que sólo se depositará a su cuenta el dinero restante después de haber aplicado dichos cobros.

El funcionario precisó que las instituciones bancarias deben acatar cierta regulación dispuesta por el Banco de México, pero los bancos están obligados a transferir los recursos de pensiones, además de salarios y otras prestaciones de carácter laboral.

Ignacio Villanueva Chávez mencionó que más del 53% de los adultos con cuenta de nómina no conocen la portabilidad gratuita de nómina y tampoco saben si les cobran comisiones por su cuenta.

Precisó que los bancos ya ofrecen dicho trámite de forma electrónica, pero si el usuario financiero tiene alguna duda puede acudir a la sucursal bancaria de su interés para que lo orienten en el sentido de que debe haber una cuenta ordenante, que es la que el patrón abrió para depositar el salario. También debe existir la cuenta de la entidad financiera que se eligió para hacer la portabilidad de nómina, la cual se llama receptora, donde se solicitará que se haga la transferencia del sueldo.

El subdelegado de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de los Servicios Financieros, comentó que el trabajador debe saber que este servicio no tiene costo, además, es de forma automática, no se tiene que recordar ni al patrón ni al banco cada vez que se vaya a recibir el sueldo.

Recomendó que al abrir la cuenta en el banco de preferencia, se verifique si cobran comisiones, ya que según el tipo de cuenta, podría haber cobros por manejo de cuenta o saldo mínimo.

El usuario financiero debe tener presente que si no tiene una cuenta, también deberá cubrir los requisitos del banco de su elección. Ahí deberá entregar solicitud. Cuando termine el trámite comenzará a recibir el servicio, a más tardar en un plazo de 10 días hábiles, posteriores a la fecha de entrega de la solicitud.

Por último, pidió a los trabajadores interesados en este servicio a preguntar en su lugar de trabajo si se puede hacer la portabilidad de nómina, para que les proporcionen el número CLABE de 18 dígitos de la cuenta del banco de su preferencia y puedan recibir su salario.